Un paso adelante de Argenova en la trazabilidad

La casa matriz Nueva Pescanova ha decidido aplicar estándares GDST a través de la plataforma IBM Food Trust para toda su flota en los distintos caladeros del mundo, registrando datos en cada eslabón de la cadena de valor. Las primeras experiencias se realizan con el langostino salvaje argentino y el de cultivo ecuatoriano.

Desde la Agenda 2030 de Naciones Unidas para un océano sustentable hasta las exigencias de los mercados, pasando por el reclamo de las organizaciones internacionales que accionan por la sustentabilidad y la seguridad alimentaria, todo apunta a generar mayor trasparencia en la ruta del pescado, desde su captura o cultivo hasta el consumidor. Dando un paso muy importante en el camino que se ha trazado para el futuro de la comercialización de productos pesqueros, Nueva Pescanova, casa matriz de Argenova, ha celebrado un contrato con la firma IBM para, través de la plataforma IBM Food Trust, aplicar estándares GDST (Global Dialogue on Seafood Traceability), a todos los productos del mar de la multinacional gallega a lo largo de la cadena de valor. La incorporación de los productos será paulatina y se comenzó con el langostino salvaje de Argentina y el vannamei de cultivo de Ecuador, productos emblema de la firma.

Los estándares que establece la GDST están a la altura del Plan de Desarrollo Sostenible de los Océanos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Se documentan las capturas, las características del producto, permisos, licencias, ubicaciones y certificaciones que acrediten que se pesca o cultiva de forma sustentable, sostenible y garantizando la seguridad alimentaria.

La plataforma de IBM está basada en una red blockchain como la de las criptomonedas que la vuelve inviolable. Javier Olaizola, responsable de Servicios en IBM España, señaló que la plataforma Food Trust “reúne a integrantes de toda la cadena de suministro, ofreciendo un espacio para el intercambio y seguimiento de información sobre los productos de alimentación, lo que genera confianza entre los usuarios, ya que se crea una cadena de transacciones digitalizada y permanente que no puede modificarse”.

Cada miembro de la red blockchain tiene una copia exacta de los datos y cualquier información añadida se comparte a través de toda la red en función del nivel de permisos de cada participante. De este modo, los productores, mayoristas y minoristas pueden interactuar de manera más eficiente, accediendo a los datos de una manera integral y prácticamente en tiempo real, informaron a través de un comunicado.

Desde Nueva Pescanova sostienen que un reciente estudio realizado por IBM en España confirmó que cerca de la mitad de los encuestados comprarían más pescado si se les proporcionara información probada y fiable sobre su origen, seguridad y producción. Mientras que, en otro informe realizado sobre consumidores de varios países, se concluye que el 79% cree que es importante que las marcas ofrezcan garantías de autenticidad cuando compran sus productos.

El CEO de la pesquera, Ignacio González, afirmó que “pescamos, cultivamos, elaboramos y comercializamos de forma sostenible. A través de este ambicioso proyecto queremos ofrecer a nuestros consumidores de todo el mundo información rigurosa y en detalle de la trazabilidad de nuestros productos del mar, desde el origen hasta que llega a sus mesas. Los estándares GDST lo hacen posible. Ahora es el momento de que las empresas del sector comiencen a implementarlos”.

La semana pasada se conoció el informe de Oceana, organización asociada a Google, sobre pesca presuntamente ilegal, no declara y no reglamentada que se practica en el borde exterior de la plataforma marítima argentina. En tres años se registraron 600 mil horas de pesca a oscuras, sin monitoreo, más de la mitad de los eventos, horas y capturas estimadas correspondieron a la flota china. El 26% correspondió a las flotas coreana, taiwanesa y española que pasó más tiempo con el AIS apagado que prendido (ver “Nuestros océanos necesitan protección, no la pesca imprudente de China”).

Para las empresas españolas que buscan estar presentes en los más exigentes mercados del mundo y llegar a la mayor cantidad de consumidores posibles, la falta de transparencia que le deja sobre sus espaldas esta flota, es muy pesada. Todavía no hay exigencias tan estrictas como para que se vea comprometida una venta, pero todo indicaría que será cada vez más difícil.

La vicepresidenta adjunta de campañas estadounidenses de Oceana, Beth Lowell, incluyó en el informe una declaración, acompañada de una propuesta: “Un estudio reciente encontró que Estados Unidos importó un valor estimado de 2,4 mil millones de dólares en productos del mar derivados de la pesca INDNR en 2019. Estados Unidos puede tomar medidas para abordar la pesca INDNR exigiendo que todas las importaciones de productos del mar tengan documentación de captura que demuestre que fueros capturado legalmente, implementando trazabilidad de la cadena, y hacer de la transparencia una condición de importación”.

No parece una locura, sobre todo con el interés que ha mostrado Estados Unidos en cooperar en la lucha contra la pesca INDNR en el Atlántico Sur, que comience a exigir este tipo de información. Algunas empresas como Nueva Pescanova lo están haciendo y decidieron comenzar por el langostino salvaje argentino y el de cultivo vannamei de Ecuador.

Para Mauro Zamboni, director de Argenova, la implementación de esta plataforma “no solo le otorga a la empresa que representa ventajas comparativas ante los mercados y los consumidores, sino también ante los requerimientos de los gobiernos. Es absolutamente beneficioso para Pescanova a nivel global y en el ámbito regional para Argenova

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + catorce =