Tiene 56 años y cumplirá el sueño de toda su vida: llegar a Alaska


«Tengo 56 años, si no es ahora, ¿cuándo?», se preguntó un vecino de Puerto Deseado que el viernes 10 emprendió un viaje en minivan con destino a Alaska. La pandemia, el apoyo de la familia y un sueño que comienza a hacerse realidad. Conocé su historia.

Hace cuatro años, un comerciante dedicado a la elaboración y venta de milanesas comenzó a pergeñar un plan para cumplir su sueño, llegar a Alaska. El 15 de marzo de 2020 era la fecha de inicio para iniciar su viaje en un Volkswagen Gol 2007, pero la pandemia por Covid-19 lo obligó a suspenderlo.

«Fue el sueño de toda mi vida, viajar, conocer gente, lugares, culturas, paisajes y ahora que mis cuatro hijos son independientes, creo que llegó el momento de hacerlo», dijo Miguel Pereyra (56) a La Opinión Austral.

Pereyra nació en Villa Allende, Córdoba, y se mudó a Santa Cruz cuando tenía 20 años. Hace seis meses vendió el Volkswagen y se hizo de la Daihatsu Hijet 91. «Me permite tener una camita, poner una mesa, una cocinita y un sistema de agua en el techo, la comodidad es otra. Tiene un motor de 1.000 cm., tres cilindros, es económica», explicó.

A la camionetita la bautizó «Ojalá» porque «considero que es la palabra más hermosa del mundo, encierra un montón de buenos deseos y cosas lindas que quiero que le pasen al otro y a mí».

Sobre su hoja de ruta, detalló que «la idea principal es subir por todo el Pacífico y bajar por el Atlántico». Estaba en sus planes subir por la carretera Austral, pero al permanecer cerrada la frontera optó por ir hasta Ushuaia y luego, desde Puerto Deseado, subir por la ruta 40, recorrer las provincias y seguir por Bolivia, Perú, etc.»Hay forma de llegar a Siberia en un ferry y hacer Asia, pero no quiero ser pretencioso, ya con llegar a Alaska me sentiría con el sueño cumplido», señaló.

De Argentina a Alaska un vuelo recorre más de 13 mil kilómetros, aunque el deseadense estima que por ruta la distancia asciende a 40 mil km., por lo que entre la ida y la vuelta prevé que demorará tres años en total.

En Santa Cruz, Miguel formó su familia, hoy de cuatro hijos y dos nietos. Respecto a qué opinan de su aventura, contó que «son los principales impulsores del viaje, me están envalentonando para que siga mi sueño».

MIRÁ TAMBIÉN

Copa Ciudad: Opción Joven venció a Tehuelche y define el título ante Alumni Naranja
Copa Ciudad: Opción Joven venció a Tehuelche y define el título ante Alumni Naranja
Su esposa Racu no lo acompañará inicialmente, ya que por primera vez está trabajando en su pasión, el turismo, pero no descartan la posibilidad de encontrarse en el camino.

«Siempre digo que somos sobrevivientes de la pandemia. Si bien esta idea la traía de antes, hay mucha gente a la que le está cambiando la cabeza y está dejando todo para cumplir el sueño porque no hay después. Puerto Deseado fue muy castigado por el Covid, tenemos 53 fallecidos, somos una localidad medianamente chica y nos conocemos todos, pasamos meses muy trágicos. Nadie quedó a salvo de que alguien ya no esté con ellos. Hoy existe otro pensamiento sobre lo que significa viajar», marcó.

«La pasamos realmente mal, con la incertidumbre de no saber cómo estaba, estuvimos incomunicados unos días, pasamos mucho miedo, lloramos mucho», recordó. Santiago se pudo recuperar y a los 15 días ya estaba trabajando nuevamente en Terapia Intensiva de Covid en Córdoba.

En camino
Tras haber iniciado su viaje este viernes a las 21:00, Miguel prevé estar en Ushuaia el 21 de diciembre, en el día más largo del año, y volver a Santa Cruz para pasar Navidad con sus dos nietos en Piedra Buena. Además, le gustaría bajar el río Santa Cruz en kayak y hacer la ruta 41 de Lago Posadas a Los Antiguos.

Es de destacar que el sueño se podrá seguir a través de las redes sociales: Miguel1kmmas en Instagram y Miguel UnKmmas en Facebook. También abrió una cuenta en la app Cafecito donde puede recibir aportes económicos para llevar adelante el viaje, que costeará «al día» con la venta de postales, sahumerios, calcomanías, artesanías y con trabajos eventuales, de carnicero o cocinero.

Ansioso y nervioso, «pero muy feliz» de iniciar su aventura, Miguel sostuvo que es un viaje de «introspección, quiero estar solo, llorar mucho, extrañar mucho, extrañando a mi familia que la amo con toda mi alma, a mi señora, hijos y nietos, pero no puedo quedarme más, tengo 56 años, si no es ahora, ¿cuándo?».

Fuente: La Opinión Austral

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *