Santa Cruz/Desafío YCRT: la intervención a cargo de Aníbal Fernández diseña el método definitivo de trabajo

La minera oficializó que con la Usina 21 MW puede producir una ganancia aproximada a los USD 900 mil mensuales. «Tenemos que calzarnos los pantalones largos y poner a funcionar las usinas para vender energía al país”, sostuvo Lucas Gaincerain, coordinador general de la empresa y hombre de confianza de Aníbal Fernández.

Paso a paso avanza YCRT hacia la concreción del sueño de los pueblos de la Cuenca, que a lo largo de su historia pelearon -una y otra vez- para generar valor agregado al carbón y que el mineral definitivamente se convierta en el medio de producción.

El desafío implícito de los habitantes de 28 de Noviembre y Río Turbio no es fácil de alcanzar y la actual Intervención de la minera lo sabe. “En 2020 generamos $ 9 millones de recaudación propia, no es nada. Este tiene que ser el año de inicio de la producción y que no se detenga nunca más”, dijo Lucas Gaincerain, coordinador general de YCRT.

A contrapunto observó que en diciembre pasado el Estado Nacional volcó más de $ 650 millones en salarios, dinamizando la economía regional. “Tenemos que calzarnos los pantalones largos y poner a funcionar las usinas (21 MW y 240 MW) para vender energía al país”; pidió nuevamente el funcionario en una entrevista cedida a Radio Nacional Río Turbio.

El hombre de confianza del actual interventor Aníbal Fernández marcó de esta manera una vez más- el pulso por el que atraviesa la minera carbonífera estatal asentada en Río Turbio.

De esta manera, demandó el compromiso de todos para que YCRT se ponga en marcha y “producir lo máximo posible” en un año que estará marcado por los desafíos que imponga la pandemia y el proceso de inmunización con la aplicación de la Sputnik V.

Se trata de la única alternativa válida que permitirá a la estatal recuperar “su verdadera autonomía”, instancia que vendrá de la mano de la generación de recursos económicos propios generando un impulso hacia el desarrollo de la Cuenca Carbonífera y la provincia de Santa Cruz.

La autonomía económica no sólo marcará un reordenamiento empresario, sino que en esa instancia “YCRT estará en verdaderas condiciones de encarar nuevas decisiones tendientes a fortalecer el desarrollo productivo”, observó Gaincerain, para repetir una vez más que será el momento para la generación de oportunidades laborales. De hecho, observó que en los próximos días concluirá el circuito para la incorporación de 18 profesionales en el área contable.

Mientras tanto, quienes aguardan la reactivación minera en esa región de la provincia, es el grupo de los denominados NyC. Pablo Aguilera, vocero de las más de 180 personas que aspiran formar parte de YCRT, dijo a La Opinión Austral que concluyeron la reorganización de los antecedentes laborales de cada una de las personas que integran ese listado.

Reactivación

Mientras el 2021 no se detiene, el regreso a la producción de la minera estatal tomará forma a fines de febrero y principios de marzo a medida que el personal retome sus labores una vez concluido el periodo del otorgamiento de las licencias anuales.

“La gente empieza a retornar escalonadamente en febrero y los que se incorporan van haciendo los trabajos preparatorios para empezar a trabajar a full en todas las áreas: planta depuradora, talleres, las usinas”, detalló Gaincerain.

De la misma manera que ya lo informó La Opinión Austral, el funcionario sostuvo que “el gran desafío es poner la empresa a producir, no podemos pasar otro año parados. Con el yacimiento en marcha se pueden generar soluciones y nuevas oportunidades de negocios”, insistió.

En este escenario, manifestó que en este inicio de año los mandos medios y trabajadores deben mostrar “voluntad e inteligencia para garantizar el funcionamiento, es la vida de la cuenca, la vida de dos poblaciones”, insistió.

Más adelante, Gaincerain señaló que este año continuarán acentuando el reacomodamiento administrativo, recupero de maquinaria y seguridad e higiene. “En estos aspectos hemos recuperado gran parte a YCRT, no al 100%, pero avanzamos y estamos en mejor escenario apuntando a la producción de forma definitiva”; recalcó.

Explotación

Sin correrse del objetivo de producir energía para el país, los responsables de Yacimientos Carboníferos Río Turbio encararon en este inicio de año- una nueva etapa de trabajo con las entidades sindicales que representan a los trabajadores.

“Implementaremos un nuevo sistema de trabajo para poner en marcha la producción”; “proponemos nuestras ideas y si se pueden mejorar, lo cambiamos. No es definitivo lo que planteamos”, sin brindar mayores precisiones hasta no alcanzar el acuerdo.

Esta iniciativa fue expresada el pasado año, pero la pandemia generó un retraso en los planes delineados, sin embargo, el objetivo sigue siendo el mismo: “Tenemos que encontrar el método definitivo de trabajo para que la empresa empiece a producir y no se detenga nunca más”, disparó Gaincerain.

Este viejo debate, cuando sea resuelto, colocará en mejores condiciones a la empresa emblema de la Cuenca Carbonífera para comercializar el mineral a los mercados internacionales.

Sucede que para aprovechar esa veta YCRT tiene que estabilizar su producción continua “para garantizar un abastecimiento regular, las empresas programan sus compras y nosotros no hemos podido asegurar un barco cada seis meses”. El incumplimiento de los contratos comerciales contempla penalidades, instancia que ha llevado a Gaincerain a no avanzar en la exportación de carbón.

Los antecedentes dan cuenta que en los días que Omar Zeidán estuvo a cargo de la empresa, YCRT no dio cumplimiento a la venta acordada a Brasil por el reclamo que llevó adelante la Intersindical a mediados de 2019, solicitando una fuerte inversión en la seguridad de interior mina.

Usina 21

En otro orden, el coordinador general ratificó lo informado por La Opinión Austral. La Usina 21 MW se ha transformado en el factor clave para dar el primer paso hacia la venta de energía al Interconectado Nacional.

“A medida que el personal regrese pondremos en marcha las dos calderas para producir energía”, y concluiremos la obra de la caldera 4. Hoy se encuentra en un 90 % de avance.

El objetivo de la minera estatal es inyectar 20 MW al Interconectado nacional, lo que reportaría una ganancia aproximada de USD 900 mil. Demandará una producción del mineral de alrededor de 6 mil toneladas mensuales, se producirá energía por un valor de USD 450 mil.

“Todo lo que se produzca es beneficio para la empresa, se pagan sueldos y las deudas pero no se produce nada”, graficó Gaincerain y precisó que Santa Cruz consume alrededor de 55 MW, y sólo la Usina 21 MW generaría poco más del 20 % de lo que demanda la provincia.

En este escenario, insistió en la necesidad de avanzar en un trabajo coordinado entre todo el personal de YCRT, inclusive las autoridades locales, ya que una vez que las calderas arranquen no se pueden prender y apagar. “Tiene que haber una labor permanente entre todos los sectores”, insistió. El desafío está sobre la mesa, resta alinear las voluntades para concretar el sueño minero.

La Opinión Austral

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =