Polke: las pequeñas y medianas empresas son clave para combatir la desocupación y la pobreza

El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, volvió a insistir que el sector de las micros, pequeñas o medianas empresas (MiPyME), son las herramientas fundamentales para combatir los altos índices de desocupación y por ende de pobreza. Además, expresó su inquietud ante la constante inflación que sigue provocando el aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios.  

El dirigente empresarial y también secretario gremial de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), se mostró preocupado ante los últimos registros informados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), más aún teniendo en cuenta los efectos de la pandemia de Covid-19.

“Uno de los grandes problemas es la inflación, pero no menos importante es la falta de trabajo de calidad. Ya lo están reclamando los movimientos sociales, se necesita generar  trabajo genuino, con las planes sociales no alcanza, y aunque de a poco se va reactivando la economía producto de la parálisis provocada por la pandemia, lo cierto es que tenemos índices muy altos de desocupación que difícilmente puedan eliminarse si no hay políticas públicas destinada a tal fin”, opinó Polke.

En este sentido, hizo hincapié en que “entiendo que el sector de las MiPyMEs pueden ser de gran ayuda para bajar los índices de desocupación, pero este sector viene muy golpeado no sólo por la pandemia, sino también por el efecto devastador de las políticas económicas del gobierno anterior, que generaron que más de 25.000 pymes cerraran sus persianas”, apuntó en referencia a la administración de Mauricio Macri.

Cabe señalar, que el INDEC informó la semana pasada que 40,6 por ciento de la población del país es pobre, lo cual representa a 11,7 millones de personas. En el segundo semestre de 2020 la pobreza había sido de 42 por ciento, como consecuencia inmediata del impacto de la pandemia de coronavirus en la economía. En el primer semestre del año pasado, fue de 40,9 por ciento.

A su vez, Polke remarcó que “se necesita de políticas públicas nacionales, provinciales y municipales que promuevan la ayuda y también la creación de nuevas MiPyMEs a lo largo y ancho del país, teniendo en cuenta las características propias de cada región. Estas políticas públicas deben ser extraordinarias, deben romper con viejas fórmulas y paradigmas ya no alcanza con un crédito o una moratoria impositiva, si bien una política de créditos blandos es importante, esta debe ser establecida dentro de un paquete de medidas que busquen generar cierta previsión al nuevo emprendedor”, sostuvo el dirigente de la CAME.

Sobre las imposibilidades o dificultades que tienen actualmente aquellos comerciantes o emprendedores para la apertura de sus proyectos, Polke explicó: “Cualquiera que hoy pretende abrir un comercio o emprendimiento productivo, aún con inversión propia, se encuentra con un mercado inestable producto de la inflación, con un alto índice de desempleo y una caída importante del nivel adquisitivo de los clientes. A esto, se le suma una alta presión impositiva tanto nacional, provincial y municipal que afecta directamente sobre el valor final de cualquier producto o servicio comercializado entre un 44 y 50 por ciento. El costo laboral por tener un trabajador registrado, ronda un 45 por ciento sobre el sueldo que se lleva en mano el empleado. No menos importante, son los costos que implica alquilar un local, las tarifas de los servicios públicos o la logística que en nuestra provincia pueden incidir en más de un 15 por ciento, y todo esto se debe pagar a los 30 días de haber abierto el nuevo negocio. Realmente deberíamos declararlo héroe a quién se atreve a iniciar un negocio en este  contexto. Y es por eso, el aumento informal de la comercialización y el trabajo en negro”.

Asimismo, el referente de la FESC, precisó que “hago esta cuenta, la recaudación del 21 por ciento (IVA) de cero da por resultado cero, pues bien, ayudemos al nuevo emprendedor, a la nueva MiPyME en esta situación tan particular del país, esto no genera un costo para el Estado, porque estamos hablando de un nuevo emprendedor que antes no existía y por ende no tributaba. Se puede otorgar a condición de que genere puestos de trabajo formales, la posibilidad que no paguen ningún impuesto por uno o dos  año, debiendo no sólo generar trabajo, si no también demostrar que ese dinero de impuestos no pagado fue reinvertido en el emprendimiento, y de esta  forma se empieza a mover la rueda de la económica desde la base, y el Estado recupera indirectamente los impuestos”.

Por último, Polke fue claro al afirmar que “no esperemos milagros de grandes inversiones por parte de multinacionales, apostemos por el comerciante de barrio, el pequeño productor, el joven emprendedor, hay que legislar un marco laboral para las MiPyMEs no puede ser que un comercio de barrio tengan las mismas obligaciones y costos laborales  que un empresa multinacional, por ahí está la salida para la generación de trabajo. Hay que aliviar la carga a las micros, pequeñas o medianas empresas que no juegan en la timba financiera”.

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + cuatro =