Pescargen IV: Una errática administración de carga habría causado el naufragio

Es la principal hipótesis que manejan los peritos a la luz de cómo se produjeron los acontecimientos. Una serie de errores y decisiones desacertadas habrían configurado el detonante de la escora a estribor que terminó con la zozobra del congelador arrastrero de 63 metros de eslora.

Fuente: Revista Puerto

El buque pesquero Pescargen IV (MN 0150) se hundió este viernes en el Sitio 4 del muelle Almirante Storni de Puerto Madryn. El incidente inicial se registró poco después del mediodía mientras la embarcación permanecía amarrada y comenzó con un rolido que derivó en una progresiva escora hacia su banda de estribor quedando apoyado en el muelle.

La repentina pérdida de adrizamiento obligó a una rápida evacuación de la tripulación y personal que la estiba que se encontraba a bordo; pudieron descender por la escalera puente sin que se reportaran heridos.

La Prefectura Naval puso en marcha un operativo para intentar que el buque lograra adrizar nuevamente, tratando de equilibrar la carga, pero las maniobras fueron infructuosas porque una vez que empezó a ingresar agua no alcanzó con los equipos de achique; el caudal de las bombas era menor a las entradas, lo que fue ampliando el ángulo de escora.

A las 16:20 los cabos que mantenían el amarre del buque colapsaron por el peso que fue sumando el barco con el ingreso de agua y ya no se pudo hacer más nada para volverlo a posición de estabilidad.

La PNA instrumentó un plan de contención de líquidos porque inevitablemente se producirá la fuga de combustible y se circunscribió el lugar. A las 19, la popa se encontraba completamente hundida y fuera del agua solo quedaba parte de la proa de babor.

Las causas del naufragio son materia de investigación ya que se inició un expediente administrativo en Prefectura y se dio intervención al juzgado federal de Rawson por razones de jurisdicción.

Carga de combustible
La principal hipótesis que se maneja, según coincidieron diferentes fuentes, es que se trató de un cúmulo de errores y decisiones desacertadas en la administración de carga del buque congelador. El barco Pescargen IV había amarrado el día anterior y ya se encontraba casi en su totalidad su bodega descargada. Trascendió extraoficialmente, que a las 11 de la mañana se comenzó a cargársele combustible, se haría en dos tandas, una de 75 mil litros, y otros 75 mil litros de gasoil por la tarde.

Cuando se comenzó a cargar el combustible se continuó, simultáneamente, con las tareas de descarga en bodega por parte de la estiba, y ello habría sido uno de los elementos que provocaron la escora inicial, y con el posible corrimiento de carga e ingreso de agua por la banda de estribor terminó de desencadenarse el naufragio. La investigación en marcha determinará la cadena de responsabilidades en el acaecimiento del siniestro.

El Pescargen IV es un congelador arrastrero de 63 metros de eslora, 9 metros de manga y 6 de puntal, con capacidad de bodega de 995 m3 que había sido construido en 1974.

Ahora, en lo inmediato se debe actuar en la contingencia para contener la fuga de hidrocarburos. Posteriormente, la empresa propietaria de la embarcación deberá presentar un plan de salvamento para intentar el reflotamiento y remoción del buque.

El Sitio 4, con historial de siniestros
El Sitio 4 del muelle Almirante Storni de Puerto Madryn volvió a quedar fuera de operatividad. Es el mismo sitio donde en el mes de junio un barco fresquero, el Huafeng 815 de Arbumasa también tuvo una situación de escora, pero logró ser adrizado sin que tuviera ingreso de agua. Allí mismo, es donde en septiembre de 2017 el congelador Urabain de Iberconsa se incendió, ardió durante varios días y quedó totalmente inutilizable por destrucción total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *