Muerte, repudio y un aislado que no regresa

En las últimas horas se conoció la muerte de un tripulante del Ponte de Rande que estaba aislado por Covid en un hotel de Mar del Plata. El SOMU condenó el destrato del Intendente de Comodoro Rivadavia con el Mishima Maru 8. Un marinero del Luca Mario tiene síntomas hace cinco días, pero no lo testean ni tampoco regresa el barco de zona de pesca.

Las noticias en relación al Covid en la industria pesquera centran la atención del sector en los últimos días, con casos positivos en arrastreros congeladores merluceros, poteros y también tangoneros en todos los puertos marítimos del país.

En este contexto hay que contar que el domingo a la mañana falleció un tripulante del congelador Ponte de Rande, de la empresa Solimeno. Se trata de Ernesto Aguirre, oriundo de Misiones, de 52 años, que se encontraba aislado, transitando la enfermedad en el hotel “Augusto”, ubicado en el microcentro de Mar del Plata. Fuentes judiciales aseguraron que el marinero habría sufrido un paro cardio-respiratorio.

La información fue revelada por compañeros de Aguirre en la noche del domingo, pero recién pudo ser confirmada en horas este lunes, por la propia empresa y el Sindicato Obrero Marítimos Unidos (SOMU). El tripulante había sido detectado positivo en los hisopados previos que había hecho la empresa armadora a la zarpada del Ponte de Rande y quedó aislado junto con otros nueve compañeros.

Aguirre, que no presentaba antecedentes cardíacos ni enfermedades prevalentes, transitaba los últimos días de la enfermedad sin registrar síntomas graves, según contaron otros tripulantes que se encuentran aislados en el Hotel.

Según reprodujeron sus compañeros, el sábado a la noche Aguirre se comunicó con su familia en Posadas y les dijo que no había cenado porque se sentía descompuesto. Al otro día, al no responder los llamados, personal del hotel ingresó a su habitación y lo encontraron sin vida.

Por otro lado, desde el SOMU repudiaron la actitud de Juan Pablo Luque, intendente de Comodoro Rivadavia, tras la negativa a permitir el desembarco de los tripulantes del potero Mishima Maru 8 de la empresa Maronti.

“Estaba disponible el hotel Lucania desde el mismo viernes, pero primero no lo dejaban entrar al puerto y no me caben dudas que fue responsable de que se cayera la reserva y tuvieran que llevarlos a un albergue municipal que está en condiciones muy malas”, dijo Juan Navarro, el secretario de Pesca, ante la consulta de este medio.

Así como destacó las gestiones del Subsecretario de Pesca, el Vicegobernador y hasta el Ministro del Interior, que trabajaron para intentar destrabar el problema y brindarle a la tripulación un lugar digno donde quedar aislados, Navarro cuestionó en duros términos a Luque, a quien responsabilizó por el “destrato y maltrato” a los tripulantes.

“Este hombre se olvidó que cuando Comodoro sufrió la crisis del petróleo con la caída de YPF en los 90, a esta ciudad la sostuvo la pesca. Hoy pareciera que somos los marineros los que llevamos el Covid cuando es algo que lamentablemente está presente en todos lados. Pero en ningún puerto sufrimos este maltrato y no vamos a permitir que vuelva a pasar”, anticipó el dirigente.

Sobre la falta de lugares para alojar a los miembros de la tripulación del potero de Maronti, que demoró el desembarque, Navarro reconoció sus dudas. “No puede ser que habiendo tantos hoteles en Comodoro no tenían donde alojarlos. El Lucania siempre estuvo disponible pero misteriosamente el sábado se cayeron las reservas. Ahí hubo algo raro y no lo vamos a permitir”, remarcó.

Ayer se supo también el caso de un marinero a bordo del congelador Luca Mario (Grupo Solimeno) que se encuentra aislado desde el miércoles pasado, tras evidenciar síntomas compatibles con Covid como dolor muscular, dolor de cabeza y pérdida de gusto y olfato.

Recién ayer lunes el capitán del barco bajó al camarote donde se encuentra aislado el marinero a ver en qué condiciones se encontraba y a tratar de persuadirlo sobre la conveniencia de seguir pescando hasta completar la marea.

El caso salió a la luz porque la hermana del tripulante se comunicó con el SIMAPE para conocer más detalles de su situación. El barco zarpó de Mar del Plata hace más de 15 días y ayer se encontraba pescando a la altura de Puerto San Julián.

Al cierre de esta edición aguardaban poder hacerle un test rápido para confirmar el positivo, provisto por un buque que se encontraba cerca. El Luca Mario zarpa sin ningún test rápido para confirmar o descartar contagios a bordo. Por demencial que parezca en la provincia de Buenos Aires está prohibida la venta de este tipo de test.

El protocolo sanitario es claro en este sentido. Ante la presencia de un tripulante con síntomas el barco debe volver a puerto. Qué dirá Jorge Frías en este caso. El capitán del Luca Mario sí es afiliado de la Asociación de Capitanes. ¿Le brindará asistencia y volverá a puerto sin dudar, o promoverá acciones inhumanas de las que indignan al Secretario General, atendiendo los intereses de la empresa?

Pronto lo sabremos.

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 2 =