Lamentable: por un conflicto con la estiba buques tangoneros de Argenova salieron a la pesca sin arranchar

La medida que tenía como propósito presionar a la empresa para que realice un mayor porcentaje de descargas sólo afectó a los buques tangoneros de la filial de Pescanova con asiento en Puerto Deseado que se preparaban para salir a la pesca de langostino que se inicia el 1 de abril.

Fuente: Mar & Pesca

El conflicto se desencadenó el sábado cuando un grupo de estibadores encabezado por el trabajador Carlos Blat tomó la determinación de no realizar tareas de arranchamiento en los buques de la compañía que se preparaban para salir a la pesca.

A raíz de la negativa se supo que la empresa pesquera no lo pensó mucho y decidió sacar los barcos con los pocos víveres que tenían a bordo y realizar el arranche en Puerto Madryn.

Fuentes de Prefectura confiaron a Mar&Pesca que la decisión tomada por los trabajadores se debió a que querían que la empresa firmara una nota de compromiso de que realizaría todas las descargas de langostino por el puerto deseadense.

“Los barcos ya estaban por salir y a último momento se supo que si no presentaban esa nota no los iban a arranchar y la empresa tomó la determinación de irse nomás” confirmó la fuente.

En tanto el prefecto Albornoz consultado por este portal se negó a dar mayores detalles del conflicto al señalar que la institución se dedica a liberar los buques que cumplen con la inspección técnica; “El tema del arranchado es asunto de las empresas”, dijo categórico, aunque confirmó que el día martes los estibadores se reunirán con la compañía pesquera para tratar esa problemática”.

En tanto allegados a la estiba, aseguraron que la medida tomada por los trabajadores dejó sin herramientas al actual referente del Sindicato de Estibadores Portuarios, Raúl Mella. “Mellita tuvo que acompañar nomas la decisión que había tomado la gente”, contó un portuario al sostener que “lamentablemente ni no se presiona no se consigue nada”.

Preocupación

La partida de los buques si arranchaje puso en alerta a comerciantes y otros sectores que viven de la actividad pesquera. “Esto que pasó no se puede creer, lamentablemente este pueblo se convirtió en tierra de nadie, y los que pagamos el plato somos los que ponemos el lomo” dijo un comerciante

Y agregó; “en Deseado no hay garantías de nada, y los políticos bien gracias, pero qué podemos esperar si tenemos como intendente una persona que heredó el cargo y no tiene idea de nada, incluso se hizo conocida por creer que los poteros pescan con redes”, sostuvo al recordar el incómodo episodio donde la actual intendente Mónica Vila en presencia subsecretario de Pesca, Carlos Liberman pidió que «los poteros traigan a puerto toda la fauna acompañante para destinarla como alimento a la comunidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *