La pelea entre dos cámaras puede derivar en una revisión de permisos

La consecuencia de la disputa entre la flota amarilla de Rawson y los asociados a ALFA por la zona circundante al Área de Esfuerzo Restringido para la preservación de la merluza, ha generado una serie de acusaciones y pedidos de informes que podrían complicar al actual Subsecretario de Pesca y a sus antecesores.

El jueves 21 de mayo el Consejo Federal Pesquero aprobó una prospección de langostino que generó gran polémica y diversos pedidos de informes que podrían derivar en una nueva revisión de permisos y reformulaciones.  Los hechos se desencadenaron cuando se incluyó en el diseño de prospección un pasillo ubicado al norte del Golfo San Jorge y lindero al Área Interjurisdiccional de Esfuerzo Restringido, a la altura de los meridianos de 64º y 64º 30’ Oeste.

Los chubutenses han considerado los cuadrantes próximos al AIER como una zona de moderación en la que no se permite el ingreso de buques y sostienen que su inclusión en el plan de prospección atenta contra el manejo sustentable de los recursos. Por su parte, el sector langostinero fresquero de Mar del Plata, asociado a ALFA, promotor de la inclusión de este corredor en la prospección, considera que se trata de una postura caprichosa que solo busca impedir a la flota marplatense acercarse al área de protección.

En este contexto, el diputado nacional por la provincia de Chubut, Ignacio Torres, ha presentado desde el Congreso Nacional un pedido de informes al INIDEP para que explique si han cambiado en algo las condiciones biológicas como para incluir esa zona dentro de la prospección. Lo extraño es que cuando se hace referencia al recurso que podría estar siendo perjudicado se habla de langostino y no de merluza hubbsi, que es lo que intenta proteger el AIER. Por otra parte, la prospección no incluye el área de esfuerzo restringido sino que llega a su borde exterior.

El área de amortiguación del AIER que se ubica entre los meridianos de 63º 30’ y 64º 30’ Oeste, donde no ingresan buques, se estableció por decisión de los chubutenses y se mantuvo mediante un acuerdo informal con las demás jurisdicciones y la Nación. Se permitió como una

especie de compensación hacia Chubut, que prohibió la pesca dentro del Golfo a los barcos tangoneros con permiso provincial para preservar el recurso langostino en beneficio de toda la industria pesquera.

Si existen motivaciones biológicas para mantener la flota alejada de este corredor, es algo que deberá responder el INIDEP y quizás de comprobarse una alta presencia de merluza y langostino juvenil, se llegue incluso a extender los alcances del área de esfuerzo restringido. Lo llamativo de esta disputa por un pasillo de 30 minutos de grado es que ha generado un revuelo tal que comenzaron a revolearse pedidos de informes que podría terminar afectando a las dos partes en pugna.

El diputado Ignacio Torres además de los pedidos de informes que ha realizado al INIDEP, también ha pedido explicaciones al Subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, y al Consejo Federal Pesquero sobre la decisión de incluir el corredor de amortiguación y sobre los permisos y reformulaciones que han llevado a la flota langostinera, en los últimos diez años, de 90 a 240 buques.

“Sabe la Provincia del Chubut cómo ha sido el manejo del Golfo San Jorge desde la aparición del langostino y ha relegado su explotación para beneficio de toda la flota argentina. Esto no puede hacer suponer que por ello vamos a seguir relegando zonas que sin ser de jurisdicción de la Provincia, aseguran la sustentabilidad del recurso asequible a nuestra flota provincial, cuando en realidad nunca se ha sabido el aumento del esfuerzo pesquero que ha sufrido la pesquería al amparo de múltiples decisiones de diferentes gobiernos sin que al momento de construir un nuevo barco o de reformularlo se posea el esfuerzo total aplicado”, señaló el Diputado.

En ese párrafo Ignacio Torres hace referencia al corredor lindero al AIER pero a la vez cuestiona el aumento del esfuerzo pesquero indicando que “que no sólo es una incógnita para este Diputado sino que lo es también para numerosas cámaras pesqueras que siempre están atentas a quiénes pescan langostino o quiénes no lo pescan”.

“Y la mayor inquietud que tengo en lo personal, y que también lo es de la Comisión de Asuntos Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios, de la cual soy Vicepresidente en el Honorable Congreso de la Nación, es determinar el porqué todas las cámaras que agrupan armadores de buques tangoneros se quejan del esfuerzo pesquero, salvo que haya armadores que no estén nucleados o armadores cuyos permisos puedan ser nulos de nulidad absoluta”, indica. “Es nuestro desasosiego contar con la información que nos pueda dar respuesta a cómo llegamos a 240 barcos”, agrega a continuación.

Finalmente y mostrando ofuscación, hace referencia a un listado de barcos publicado en el Acta 46 del Consejo Federal Pesquero del año 2005 en la que figuran “aquellos que NO PODÍAN RECIBIR NI MERLUZA HUBBSI NI LANGOSTINO y hoy pescan langostino”, indica textualmente. Y sigue: “Si chequeamos y la comparamos con la lista de los que lo pescaron en el 2019, nos encontramos que en lista de permisos de registros hay barcos que hoy lo pescan y consecuentemente ello, que es la punta de un iceberg, forma parte de nuestro alboroto”

Es elocuente que el listado está compuesto en su gran mayoría por miembros de ALFA y que cite puntualmente uno que es propiedad del Presidente de la Asociación, lo que profundiza la disputa con la flota amarilla de Rawson. Pero los cuestionamientos no se limitan al accionar del Consejo en este punto, sino que se extienden a todas las reformulaciones aprobadas y puntualmente al accionar de la Subsecretaría de Pesca en el caso del buque José Américo.

En una nota aparte el legislador solicita como vicepresidente de la Comisión de Intereses Marítimos al subsecretario Carlos Liberman que se informe, desde el Registro de la Pesca, sobre “los permisos de pesca que autoriza a la captura de todo tipo de especies o a aquellos permisos que cuentan con autorización de captura y por qué no de aquellos permisos de pesca que NO cuentan con autorización de captura de langostino pero que a pesar de ello igual lo capturan”.

“Tiene esta Comisión especial interés en que cada uno de los permisos con sus correspondientes autorizaciones de capturas se ajusten plenamente a derecho, en cuanto a las circunstancias del permiso como a las especificaciones técnicas de los barcos que han obtenido los mismos sin cumplir con legislación vigente al momento de extenderse el permiso de pesca provisorio, y que a la postre termina siendo el principal barco en desembarco llegando a 2.444 toneladas, y en este caso me estoy refiriendo al b/p JOSÉ AMÉRICO, M.N.: 03071”, indicó el legislador.

“En aras de la prolijidad y con el fin de acallar las innumerables voces que se levantan desde las cámaras empresarias criticando la validez de este y de otros tipos de permisos como los denominados de Registro, así como las transferencias y/o reformulaciones que ha permitido llevar el esfuerzo pesquero a la friolera cantidad de unos doscientos cuarenta barcos”, le solicita en nombre de la Comisión al Subsecretario que brinde la información antes de tener que hacerlo por medio del Congreso de la Nación.

El diputado Torres ha puesto el dedo en la llaga. A la hora de revisar los permisos, las reformulaciones y los límites de captura que nadie con cupo respeta, serán muchos los que deban dar explicaciones, tanto armadores como funcionarios que mediante diversos artilugios sortearon la legislación vigente para aumentar el poder de pesca de sus barcos.

Al buscar una explicación del aumento del esfuerzo pesquero el legislador está pidiendo también que se revise el aumento en el poder de pesca de la flota de Rawson. Y si no lo ha dejado lo suficientemente claro, lo más probable es que próximamente lo pida ALFA directamente o lo haga a través de algún diputado bonaerense. De esta forma todos estarían obligados a rendir explicaciones.

El que más preocupado está de que este pedido de informes prospere en el subsecretario de Pesca de la gestión macrista, Juan Manuel Bosch. Es que el mayor crecimiento de la flota se dio durante su gestión. Pero también hay preocupación en funcionarios anteriores y entre los miembros del Consejo Federal Pesquero que aprobaron automáticamente cada una de las reformulaciones, entre los que se cuenta al actual subsecretario de Pesca, Carlos Liberman.

Una revisión completa de los permisos de pesca es siempre un ejercicio saludable para la transparencia del sector pero difícilmente este pedido de informes trascienda más allá de la mesa de entradas del Consejo y de posteos en las redes sociales. Salvo que las partes en pugna sigan adelante con esta contienda por el pasillo de 30 minutos de grado lindero al AIER o que el Subsecretario de Pesca de la Nación acceda a transparentar esta situación.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amandecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz "Azúcar Pimienta y Sal" FM Desiré 101.7 L a V de 09:30 a 13 hs. (también en www.radiofmdesire.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − uno =