La importancia del Sistema de Gestión de Seguridad (SGS)

Muchas veces interpretado como un obstáculo para el armador por parte de la Autoridad Marítima; el Sistema de Gestión de Seguridad (SGS) es un instrumento que aplicándolo conlleva a delimitar responsabilidades, pero por sobre todo a estandarizar procedimientos ante determinados eventos, generando un protocolo de gestión.

Fuente: Pescare

Ejemplo de una aplicación, bien podría ser en momentos previos a un temporal.

Uno de los riesgos recurrentes que se suscitan en el ámbito de la seguridad de la navegación son los fenómenos climáticos que ponen a prueba la aptitud del buque para resistir los efectos combinados del viento y oleaje ante condiciones operacionales y ambientales cambiantes, conllevando peligros potenciales para la vida humana, el buque y para el medio ambiente, motivo por el cual deben evaluarse a fin de apoyar la toma de decisiones del capitán o patrón y mitigar sus efectos.

Sin dudas, para el marino, existen tres factores preponderantes que deben actuar a la perfección para superar momentos desagradables, peligrosos y muchas veces fatales.

Las condiciones son,

El medio ambiente donde se desarrolla el evento, el mar y el viento.
El buque.
Las decisiones del puente, por ende el capitán y circulo de oficiales que integran las alternativas para la toma de decisiones.
La lectura de las dos primeras premisas, junto a la experiencia y el conocimiento, definen la maniobra, capear o correr; pero sobre todo lo que prima ademas, es el sentido común, cuando una flota toma la decisión, a veces, “leer” el resto de los participantes puede dar una dimensión de cual es la mejor salida. Decenas de ojos y cerebros procesan mejor las decisiones que muchas veces deben primar por encima de la propia.

Desde la autoridad marítima, han emitido un informe, explicativo donde aclara como proceder en caso de emitirse una alerta meteorológica, a través de las Estaciones Costeras de Seguridad de la Prefectura Naval Argentina. Por lo general, se recomienda a los buques y las embarcaciones, en particular los pesqueros marítimos costeros y fresqueros, que se encuentran navegando u operando en el área afectada a que adopten las precauciones del caso y busquen abrigo, procedan a fondear o regresen a puerto con el objetivo primordial de evitar exponerse a peligros que ponen en riesgo a la seguridad del buque, las personas que se encuentran a bordo y a terceros, coadyuvando de esta manera a la toma de decisiones por parte de los usuarios de los espacios marítimos, fluviales y lacustres.

Una de las herramientas más efectiva para gestionar los riesgos de la navegación son los Sistemas de Gestión de la Seguridad, siendo uno de sus principales objetivos evaluar todos los riesgos señalados para el buque, su personal, el medio ambiente y procurar que se tomen las precauciones que se consideren oportunas.

En este contexto y a fin de brindar orientación sobre la forma de actuar en caso de recibirse una alerta meteorológica, la Prefectura Naval Argentina recomienda a los propietarios y compañías llevar a cabo, en el marco de sus Sistemas de Gestión de Seguridad (SGS), una evaluación de riesgo, para analizar los riesgos específicos que entrañan las alertas meteorológicas difundidos por las Estaciones Costeras de Seguridad de la Prefectura, teniendo en cuenta la condición de carga, estado del mar, vientos predominantes y la distancia al puerto o zona de refugio más próxima, etc.

Lo antes señalado debería plasmarse en un procedimiento operacional documentado en el SGS, como manual de procedimientos y protocolo en caso de determinado evento y contener el registro de las constancias documentales y actividades realizadas (radiocomunicaciones, mensajes de texto, correos electrónicos, etc.), como evidencia objetiva y sujeta a ser verificada en oportunidad de llevarse a cabo una auditoría a la compañía/buque. Se alienta además a los propietarios y compañías a incorporar y presentar los cambios propuestos en su Manual de Gestión de Seguridad (MGS) para su análisis ante la Prefectura Naval Argentina, en oportunidad que la compañía realice una revisión de su Sistema de Gestión de Seguridad.

Cabe recordar que la implementación del SGS debe respaldar y favorecer el desarrollo de una cultura de la seguridad y que los factores que determinarán el éxito del desarrollo de esa cultura que fomenta la seguridad y la protección ambiental son, entre otros, la dedicación, los principios y las convicciones, así como la claridad del SGS. En definitiva, el SGS, no solamente es un requisito para avanzar en medio de un inspección, sino un manual, protocolo y procedimiento para todo evento, incluso ante la prevención de un temporal.

Salvando las distancias, cuando a veces vemos un despegue en un avión y sus momentos previos a poner en movimiento la aeronave, existe un Manual de Procedimientos, esa concatenación de procesos, es la que los pilotos ejecutan en forma exacta para conducir a destino una aeronave. En el mar, esta implementación, es el Manual de gestión y todo el Sistema de gestión de Seguridad, que lamentablemente a veces y a la ligera se interpreta como un obstáculo mas desde la Autoridad marítima, sin embargo, establecer los procesos de cada evento documentado, puede incluso salvar vidas y delimitar responsabilidades.

Parte de la recomendación se incorpora a la serie de recomendaciones para la seguridad de la navegación publicadas en el repositorio digital del sitio web de la Prefectura Naval Argentina https://www.argentina.gob.ar/prefecturanaval/seguridadnavegacion/recomendaciones-para-la-seguridad-de-la-navegacion

Siempre, para mayor información y consultas, podrán comunicarse con la División Control de Gestión, de la Dirección de Policía de Seguridad de la Navegación, Tel.: 4318 7400/7500, internos 2128/29, Correo electrónico: dpsn-gestion@prefecturanaval.gov.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *