Javier Castro contó a Chubut el desarrollo minero santacruceño

Chubut sigue apostando al debate público que permita tomar definiciones sobre el desarrollo de la minería en la provincia, territorio en el que se encuentra la mayor reserva de plata del mundo en el proyecto “Navidad”.

Se trata de una riqueza que encarada con Responsabilidad Social, Medioambiental y con respeto hacia las Comunidades será- sin dudas- el inicio del progreso y desarrollo de sus habitantes.

Mientas los chubutenses definen qué hacer, Santa Cruz se ha convertido en un fiel espejo que devuelve la imagen de 20 años de logros y desafíos que quedan para continuar promoviendo una industria que albergó el sueño de miles de vida para encontrar su lugar en el mundo y llevarlos a un mejor destino.

La emisora LU 17 entrevistó a Javier Castro, secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) Santa Cruz. Ante la audiencia chubutense contó su experiencia como trabajador de la industria metalífera en el Macizo del Deseado y  por qué se crearon tantos mitos alrededor de la actividad.

LU 17: ¿Cuánta gente trabaja en la minería santacruceña?

J.C:Antes de dar estadísticas frías, quiero quedarme con un concepto. No sólo somos una provincia vecina en la que se desarrolla la minería, sino que Santa Cruz y Chubut tienen similitudes en muchos aspectos: Idiosincrasia, cultura, tradiciones y geografía. Muchas veces no hay respuesta para entender por qué de un lado si hay desarrollo y del otro no. Son las grandes contradicciones que tenemos como país que dice ser federal, pero si lo miras bajo una lupa, tiene fuertes rasgos unitarios.

La minería es una actividad noble y que comete errores como tantas otras. Soy uno de los primeros empelados que tuvo la actividad en Santa Cruz allá por 1997 cuando nadie sabía nada y no entendíamos de qué se trataba. También sufrimos embates como hoy lo tienen en Chubut, pero no tan virulentos y extremistas.  Pero nos avocamos a comprender de qué se trataba y a girar la rueda porque no teníamos con qué compararnos. En aquella época no había minería extractiva a gran escala en el país.

Hoy debemos ser unos ocho mil trabajadores directos y unos diez mil indirectos. En la actividad, cada empleo tiene dos o tres complementarios en áreas como servicio, logística e infraestructura. Hoy la industria está en pie y trabajando normalmente. Santa Cruz recibe unos 18 mil salarios que se desprenden de la minería entre directos e indirectos.

LU 17: ¿Cuáles son los niveles salariales?

J.C: Para analizar los sueldos, es necesario hacerlo en el entorno y el trabajo que implica la industria. Es una actividad de riesgo y posee su esquema de trabajo. Los mineros se van de su hogar y viven 7 o 14 días en los yacimientos, dependiendo del sistema de turnos que tenga cada uno de los emprendimientos. El convenio es un traje a medida que depende del volumen productivo y la capacidad de gente que va a trabajar. Por cada jornada de trabajo, hay uno de descanso, entonces si tenés un turno de 14 días en el yacimiento tendrá igual jornadas de franco para estar junto a su familia. Hay cosas que parecen duras, pero son positivas y distintas. Lo que sí puedo asegurar es que la minería está al tope del ranking salarial de las actividades económicamente activas que tenemos en Santa Cruz. Si comparamos entre iguales, logramos los mejores salarios.

LU 17: ¿Los datos concretos cuáles son?

J.C: Los salarios mineros oscilan entre los 70 u 80 mil y los 200 mil pesos. Dependen de la actividad que se realiza y la tarea asignada, entre otras variables. A veces uno se queda solamente con la cifra, pero es bueno analizar el todo para que la gente comprenda de qué hablamos. Entré a trabajar en 1997 como operador minero, junto a mucha gente que aún hoy se desarrollan como operadores, son las personas que representamos desde nuestra entidad gremial.

LU 17:¿En estos más de 20 años, cuántos problemas graves ambientales hubo?

J.C: Que yo recuerde ninguno, pero no negamos que hubo problemas como cualquier otra actividad. El presente ambiental de la industria hay que medirla con las estadísticas y comparar. En ése escenario, creo que la minería ni por asomo está entre las más complicaciones generó. Creo que el mayor problema que padece la actividad es la comunicación. Las multinacionales no entienden –o no quieren comprender- que el plan comunicacional tiene que ser tan intenso como el mismo sistema que utilizan para la extracción de los minerales.

LU 17:¿Está legislada la seguridad ambiental?

J.C: Es la única actividad que tiene una regulación de Seguridad Industrial y Medioambiental que versa exclusivamente sobre estos asuntos. Es el Decreto Nº 247/07. La actividad minera se sostiene ahí para llevar adelante su práctica industrial.

LU 17: ¿En Santa Cruz quién hace los controles?

J.C:En Santa cruz, como en todo el país, lo tiene que hacerel Estado. Es su facultad. Por mandato constitucional los recursos son del Estado. Los trabajadores organizados estamos ahí porque somos parte de la industria y  sería ilógico pensar que haríamos la vista gorda. Eso no sería positivo para nosotros, nuestras familias y comunidades. Todos tratamos de hacer las cosas, proponemos pero no disponemos. El Estado debe organizarse y generar los recursos para capacitar y profesionalizar a sus trabajadores para que los controles tengan la importancia que amerita la situación. Cada actor tiene que cumplir con su rol de manera seria y responsable para que la minería se desarrolle de la mejor manera. Sé que se la observa con desconfianza y miro actividades cercanas y no detecto que se le quieran aplicar los controles que quieren hacerlo con nuestra industria. No discuto que haya más controles, sería mejor porque así nos cuidaríamos como sociedad.

El miedo que hay en Chubut es que no se respete la seguridad ambiental y el trabajo con cianuro.

J.C:Es comprensible el planteo, eso está fuera de discusión. Pero hay que poner acento de cómo se difunden los mensajes. Vuelvo con la misma lógica, ¿cómo puede ser que los trabajadores seamos parte de una contaminación orquestada que pone en riesgo no solo a nosotros, sino a las generaciones venideras?Dejan traslucir que integramos un complot -que nunca existió- y pero que nos dedicamos a hacer cosas maliciosas. Por eso es tan importante la comunicación, sabemos que los miedos están. Del Cianuro hicieron un mito, cuando los nenes escuchan esa palabra les provoca más miedo que el cuco. Convivo con trabajadores que trabajamos con el Cianuro hace más de 20 años y no hubo catástrofes, ni tenemos gente mutantes y no hubo muertos. Hicimos las cosas bien. Tuve la posibilidad de recorrer el país y algunas partes del mundo, observo y aprendo cómo en muchas partes se desarrolla de manera segura. En Santa Cruz aún nos cuesta hacer entender algunas cosas y cómo en Chubut hay grandes mitos que nos lastiman por que formamos parte de esta industria.

LU 17: Concuerdo que hay problemas de comunicación de las empresas y no quieren resolverlo. Se refugian en el silencio. Contribuyen a las dudas que tiene la sociedad, lo importante es debatir.

J.C:Hablo desde la experiencia vivida.Por encima del cargo temporal que tengo, soy un trabajador minero que percibió y acompañó -después de 20 años-a mucha gente que estaba condenada a ser mano de obra barata en cuanto trabajo se presentaraLo que digo es que la mineríaes noble por que ha generadooportunidades, he visto a gente cuasi analfabeta que encontró su lugar en el mundo y generó progreso para él y su familia. Encontraron una vida justa y equilibrada en una actividad que dio oportunidades y que aún tiene muchas cosas para solucionar. Pero, para eso el Gobierno tiene que capacitar a sus personas y nosotros acompañamos. Al capitalismo hay que controlarlo y exigirle para que las cosas salgan bien. En esta ecuación,si hay alguien que esté dolido no le sirve a nadie. Hay que lograr que a todos nos vaya bien, mayormente a los trabajadores que luego con su salario generan un circuito económico virtuoso para el desarrollo de las comunidades. Estos factores no deberían discutirse.

Más aún que estamos ante una pandemia y más que nunca necesitamos encontrar alternativas para proponer soluciones a los problemas que vendrán. Cómo vamos a seguir discutiendo minería sí o no, es ilógico. Hoy hay que debatir cómo practicar la industria y quienes ocuparán los roles importantes y de qué manera se llevará adelante el desarrollo para que sea beneficioso para todos. Las comunidades tiene que hacerse responsables, a los funcionarios que los votamos nosotros y debemos exigirles que se pongan los pantalones largos y tomen las decisiones para desarrollar una actividad tan noble y justa.

Fuente: noticiasmineras.com

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + nueve =