Imputaron al capitán del Xin Shi Ji 89 por abandono de persona

La decisión la tomó Claudio Marcelo Vázquez, juez Federal de Río Gallegos que entiende en la causa que investiga la muerte de Manuel Quiquinte, el oficial de máquinas que murió el mes pasado a bordo del potero de Fénix.

La justicia federal de Río Gallegos imputó al capitán del buque Xin Shi Ji 89 en la causa que investiga Claudio Marcelo Vázquez, juez Federal de primea instancia, por la muerte de Manuel Quiquinte, el oficial de máquinas del potero, tras no recibir asistencia luego de haber comunicado síntomas compatibles de covid como pérdida de olfato, fiebre y dolores musculares.

El magistrado caratuló la investigación que instruye como “muerte por causa dudosa” y tras tomarle declaración indagatoria a Dirrolo hace unas semanas, en las últimas horas se conoció la decisión de imputarlo y ordenar que no abandone la ciudad de Rio Gallegos.

Vázquez imputó al capitán de la marina mercante por “abandono de persona seguido de muerte, propagación de enfermedad contagiosa para las personas y violación de medidas adoptadas para la introducción o propagación de una pandemia”, según adelantaron fuentes judiciales con acceso al expediente.

Quiquinte murió el 5 de mayo según comunicó el capitán a la tripulación antes de cambiar rumbo y dirigirse a Punta Quilla donde el cuerpo del oficial de máquinas fue retirado por una dotación de Prefectura que abordó el barco, que cumplido el trámite amarró en Puerto Deseado.

Por ahora la justicia ha determinado por estudios externos que se le hicieron al cuerpo del oficial de máquinas que efectivamente tenía covid. Ya había tenido ese diagnóstico en el testeo rápido que aplicó personal de Prefectura a bordo del Xin Shi Ji 89.

El abandono de personas es un delito tipificado en el artículo 106 del Código Penal. “El que pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de dos a seis años”.

Vázquez también tomó declaración a los tripulantes del potero de la empresa Fénix Internacional. De acuerdo a lo que contaron hijas de Quiquinte los testimonios avalaron la hipótesis del abandono.

“Mi papá tuvo síntomas una semana antes de su muerte y sistemáticamente fue ignorado por el capitán del barco, que es la máxima autoridad a bordo”, contó Maricel Quiquinte, ante la consulta de Revista Puerto.

“Mi papá todavía está en una heladera, pasó un mes y todavía no podemos darle cristiana sepultura, hemos pedido recuperar el cuerpo pero todavía falta hacer estudios más profundos”, remarcó la hija del maquinista.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + tres =