“Hacer el hisopado es un tema de responsabilidad social empresaria”

La nueva entidad empresaria ADPA emitió un comunicado tras el primer caso de COVID-19 informando que las empresas que la conforman, por propia voluntad, venían realizando testeos masivos, lo que permitió la detección temprana. Miembros de la asociación hablaron con este medio sobre los desafíos que presenta la pandemia.

La Asociación para el Desarrollo de la Pesca Argentina, conformada por seis de las principales empresas del país, emitió ayer un comunicado tras la confirmación del primer caso positivo de COVID-19  en la pesca, que se dio en un barco de la firma Solimeno que forma parte de esta asociación. Además de adoptar las medidas acordadas con los gremios y los órganos oficiales, informaron que de forma voluntaria este grupo de empresas estuvo realizando testeos masivos a sus tripulaciones y que ello permitió la detección temprana de casos asintomáticos. Dos integrantes de ADPA, en conversación con REVISTA PUERTO, revelaron su intención de mantener activa la pesca y consideraron indispensable la realización de hisopados a todo tripulante que incorporen a la dotación. A su vez plantearon los inconvenientes que presenta realizar testeos en los puertos patagónicos por no contarse con centros habilitados para tal fin.

En la enumeración que realizaron de las precauciones y medidas adoptadas, a partir del establecimiento de los protocolos sanitarios vigentes incluyeron la revisación médica previa al embarque de todos los tripulantes y la obligatoriedad de presentación, por parte de quienes van a embarcar, de una declaración jurada con antecedentes médicos, viajes y condiciones de cuarentena en los últimos catorce días.

En lo que se refiere a las precauciones del espacio de trabajo, indicaron que se realiza desinfección de barcos por empresas certificadas; reducción de personal para limitar el contacto; provisión de todos los materiales de protección; establecimiento de pasillos sanitarios dentro de los buques y la interrupción de cualquier contacto entre personal a bordo de buques y personal en tierra, durante los días en que el buque se encuentra en actividad.

Además, destacaron que, “por iniciativa propia y en nuestro compromiso con el cuidado y protección de todo el personal, las empresas hemos dispuesto la realización masiva de testeos, aun cuando esto no forma parte de las obligaciones establecidas en los protocolos sanitarios. Es justamente esta práctica voluntaria la que ha permitido una detección temprana de casos asintomáticos”, indicaron textualmente en el comunicado.

En la tarde del lunes el sector sintió el cimbronazo de la aparición del primer caso de COVID-19 en la flota argentina. Era esperable que a pesar de las precauciones que se tomaran, incluso la realización de testeos, en algún momento iba a ocurrir. Fue precisamente el hecho de haber realizado los hisopados lo que permitió descubrirlo.

No todos los barcos tomaron esta medida y es probable que con el protocolo consensuado por la mayoría de los gremios, no se haya podido evitar que portadores asintomáticos fueran embarcados como sanos. Es por ello que a partir de lo sucedido el hisopado puede considerarse una medida indispensable para evitar el contagio masivo.

Desde este medio le preguntamos a Juan Pablo Basavilbaso, gerente de Iberconsa y a Miguel Glikman, CEO de Newsan Food, ambas firmas integrantes de ADPA, si consideraban que a partir de ahora todas las empresas deben hacer de forma obligatoria el hisopado antes de zarpar.

Miguel Glikman consideró que «siempre que haya tripulantes nuevos hay que hacer el hisopado, tenemos que cuidar a los trabajadores. Para quienes ya han sido testeados y siguen a bordo del buque no será necesario al comenzar una nueva marea; pero para los relevos es indispensable. Nosotros ya a mediados de marzo antes de zarpar les realizamos hisopado a la tripulación del Echizen Maru y tuvimos en puerto a los tripulantes por siete días dentro del barco, pagándoles el sueldo. Son sesenta y siete tripulantes, es un esfuerzo importante pero tenemos que hacerlo, eso está claro. Hacer el hisopado es un tema de responsabilidad social empresaria”.

Juan Pablo Basavilbaso coincidió en que sería una medida adecuada que todas las empresas estén obligadas a realizar testeos pero a la vez planteó la imposibilidad de realizarlos en la Patagonia: “Deberemos solucionar el problema que tenemos en los puertos del sur donde no hay posibilidad de hacer hisopados, no sé cómo lo vamos a manejar, si tomaremos las muestras y las mandaremos a analizar en Mar del Plata. Todavía no tenemos una solución”.

La decisión de realizar testeos que tomaron algunas empresas dentro y fuera de esta asociación, pone en descubierto que algunos empresarios están por delante de los gobiernos y de los sindicalistas que deben velar por la salud y bienestar de los trabajadores. De hecho, los acuerdos recientemente celebrados dejan a criterio de las empresas la realización de hisopados, a pesar del riesgo que ello implica, algo que ha quedado claramente demostrado en las últimas 48 horas.

En estos dos últimos días también ha quedado claro que la pesca seguirá activa, primero porque es considerada actividad esencial para el Estado pero principalmente porque no hay ánimo de parar. Sin embargo, para que pueda haber continuidad se deben realizar serios ajustes que requieren la intervención de los sectores público y privado. Resulta increíble que la Patagonia no cuente con centros habilitados para realizar hisopados, algo que deberían solucionar prontamente las autoridades provinciales o nacionales.

La primera ministra alemana, Angela Merkel, con la simpleza con que suele expresarse, señaló hace pocos días que la pandemia recién está comenzando y dicho desde Europa cuando llevan mucho más tiempo que nosotros luchando contra el coronavirus, pinta un panorama desalentador al menos para el futuro inmediato e invita a la búsqueda de soluciones para no parar la economía, lo cual puede tener efectos tan devastadores.

A modo de conclusión, Juan Pablo Basavilbaso señaló con franqueza algo que pocos se animan a asumir públicamente: “Se van a dar otros casos, este recién es el primero y debemos encontrar la mejor forma de manejarnos, será un año en el que tendremos que amoldarnos continuamente a lo que vaya sucediendo”. Reducir los riesgos lo máximo posible es un compromiso que deben asumir todos los actores del sector, empleados, empresarios y funcionarios. Del resultado de ese trabajo parece depender la continuidad de la actividad.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amandecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz "Azúcar Pimienta y Sal" FM Desiré 101.7 L a V de 09:30 a 13 hs. (también en www.radiofmdesire.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 15 =