Guía de seguridad para barcos pesqueros


La Prefectura presentó el 6 de diciembre pasado una guía dirigida a propietarios, armadores, patrones y tripulantes de la flota pesquera. Buscan contribuir a la formación de una cultura de la seguridad, en la que las buenas prácticas, la planificación y la vigilancia sean entendidas como claves para salvar vidas.

Fuente: Revista Puerto

La Prefectura lanzó la semana pasada una guía para la seguridad en los buques pesqueros dirigida a propietarios, armadores, patrones y tripulantes, donde se describen los límites que no se deben pasar y se dan recomendaciones de buenas prácticas y de cómo actuar ante situaciones de riesgo que podrían ocurrir a bordo. Las buenas prácticas, el respeto de las recomendaciones y la capacitación de la tripulación, son herramientas que salvan vidas.

“Un buque pesquero en operaciones se encuentra en un ambiente de continuo movimiento, propio del medio en el cual se desempeña; el trabajo a bordo conlleva una carga física elevada con utilización de maquinaria pesada y en muchas ocasiones sobre cubiertas que se tornan resbaladizas. Además de las condiciones hidrometeorológicas, los tripulantes están expuestos a ruidos y vibraciones propios del buque y factores físicos y biológicos que condicionan su desempeño.”

Así definieron desde la PNA las características por las cuales “la operación a bordo de los buques pesqueros resulta ser una de las actividades humanas más peligrosas”.

Indican que el conocimiento de los factores y elementos que inciden sobre la seguridad de la embarcación constituye en sí mismo una acción responsable y comprometida, por lo que la guía por ellos elaborada tiene el propósito de “despertar la toma de conciencia por parte de propietarios, armadores, capitanes, patrones y demás miembros de las tripulaciones sobre los riesgos en la pesca asociados a la estabilidad del buque”.

Comprobar las instrucciones del cuaderno de estabilidad, tomar las precauciones necesarias en relación con los métodos de pesca que puedan influir en la estabilidad de la embarcación, procurar que no se acumule agua en cubierta, evitar corrimientos de la carga tanto en bodega como en cubierta, evitar sobrecargas en cubierta, prestar atención a la estabilidad en condiciones de estiba de cargas sobre cubierta y procurar no navegar bajo ningún concepto con la marca de francobordo sumergida, son algunos de los aspectos que considera la nueva guía.

Los últimos naufragios, dos en un mes, al parecer no están asociados a cuestiones relacionadas con el estado del buque, sino a acciones presumiblemente imprudentes: zarpada en condiciones que no eran favorables o errores a la hora de manipular la captura. Es por ello que la capacitación de los propietarios, los armadores, los patrones y tripulantes resulta una tarea urgente.

La guía de seguridad describe cada una de las maniobras de pesca con gráficos y dibujos, los riesgos que existen, dependiendo de la carga que lleve el buque, las condiciones del mar o el peso que se ha decidido subir. También se exponen los riesgos de llevar exceso de captura en cubierta y los cuidados que deben tenerse a la hora de distribuir las capturas en la bodega, dado que pueden constituirse en un grave peligro.

“La carga en cubierta tiene dos efectos negativos importantes”, señalan en la guía, en primer lugar, sobrecarga del buque que reduce el francobordo y por ende el rango de estabilidad y en segundo lugar eleva el centro de gravedad. “Es importante recordar este efecto combinado, ya que puede ser peligroso y debe evitarse”, se indica, alentando a las buenas prácticas pesqueras. Cómo manejarse con los tangones y el riesgo que implica una mala maniobra o fallas en el arte de pesca, también son parte de esta guía.

En cuanto a los distintos tipos de mar y la gravedad con la que son calificados, se realiza una serie de indicaciones respecto a los cuidados que deben tenerse y la mejor forma de sobrellevar un mar grave para poder llegar a puerto o resguardo. En todos los casos la planificación y la vigilancia permanente de las condiciones óptimas de los elementos del buque se presenta como la indicación más relevante.

“Su Cuadernillo de Estabilidad le ayudará en esta planificación y a comprobar las condiciones de carga en determinadas etapas de su viaje. El patrón puede tener en cuenta estas condiciones de carga al planificar una travesía y utilizarlas como un conjunto de parámetros para cotejar y mantenerse dentro de ellos”, recomiendan.

La guía tiene solo 20 páginas, se puede acceder desde el sitio oficial de la Prefectura https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/2021/01/guia_de_seguridad_sobre_estabilidad_de_buques_pesqueros.pdf y está abierta la posibilidad de contactar a través de la PNA con “el profesional que elaboró Cuadernillo de Estabilidad, en caso de requerir mayores detalles respecto de la interpretación y empleo de esta guía”.

“Esperamos que la guía de seguridad sea de utilidad y contribuya a la promoción de una cultura de la seguridad que permita mejorar los resultados en materia de gestión de los riesgos propios del sector relacionados con la seguridad marítima y la protección ambiental”, concluyeron desde la fuerza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *