Empresas de CEPA acordaron el plus salarial por sus tangoneros y vuelven a pescar

Moscuzza, Solimeno y Xeitosiño terminaron ayer de cerrar el acuerdo por el conflicto planteado por el SIMAPE del que también se aprovechó el SOMU Mar del Plata. Pagarán 350 pesos por tonelada, no remunerativo, en tres partes. “Es una recomposición de al menos el 70% de lo que perdimos en 2020”, subrayó Julio Ramírez, del SIMAPE.

Después de varios días de intensas negociaciones, los tangoneros congeladores de las empresas Moscuzza, Solimeno y Xeitosiño quedaron liberados del conflicto planteado por el SIMAPE y el SOMU ante la decisión arbitraria de las firmas armadoras de liquidar los salarios de sus marineros, el año pasado, por un convenio distinto al que tenían vigente con ambos gremios, y generar una diferencia salarial sustancial y que motivara una medida de acción directa.

En realidad, el SOMU se llevó un premio exageradamente grande y que puede abrir grietas de acá en adelante entre Mar del Plata y Patagonia ya que el Ministerio de Trabajo, después de muchas dilaciones, incluyó a CEPA en el acuerdo del año pasado que los obreros marítimos habían firmado con una reducción del valor del dólar para la producción con las otras dos cámaras: CAPIP y CAPECA.

La asamblea de trabajadores que se convocó nuevamente en las puertas del SIMAPE ayer cerca del mediodía decidió aceptar la última propuesta que habían presentado los representantes de las empresas, que de 200 pesos iniciales elevaron la oferta a 350 pesos por tonelada y ya no en cuatro cuotas, sino en tres. Un 25% en el transcurso de estos días, el 50% cuando se complete la primera marea y el resto cuando se haya concluido la segunda marea de 2021.

“Creemos que es una recomposición importante y estamos contentos por cómo se dieron las cosas y la unión que hubo con el SOMU para defender los intereses de los tripulantes de Mar del Plata”, reconoció Julio Ramírez, secretario Gremial del SIMAPE, quien durante la asamblea puso en autos a los trabajadores sobre el alcance de la oferta elevada por la patronal.

“Al menos en los barcos más chicos la recomposición es del 70% y en los más grandes llega al 80%”, explicó el dirigente y puso de ejemplo el caso de un contramaestre que produjo 200 toneladas. “Sin la rebaja del precio del dólar debería haber cobrado 330 mil pesos. Con descuentos y aportes le quedaban 270 mil pesos. Con este acuerdo se lleva 239 mil pesos al bolsillo porque es una suma no remunerativa”, reveló Ramírez.

Son cuentas difíciles de hacer porque en realidad buena parte de esas sumas ya se liquidaron el año pasado. El reclamo de los gremios comenzó porque estas tres empresas liquidaron salarios con el dólar firmado por CAPECA cuando estaban adheridas a CEPA y este Consejo tenía convenio colectivo vigente con ambos sindicatos de marineros.

La diferencia por trabajador dependía del barco en el que se había embarcado. El Arrufo, el Borrasca y el Pakú, de Solimeno, almacenan 110 toneladas, pero el año pasado no siempre completaron. El Rasmus Effersoe almacena 150; los grandes de Moscuzza, José Américo, José Marcelo y Nina, tienen una capacidad cercana a las 200 toneladas, lo mismo que el María AJejandra, de Xeitosiño.

“Lo importante es que se pudo superar este conflicto y que los barcos ya salen a pescar. Los compañeros pueden arrancar con la temporada sabiendo que se saldó de buena manera lo del año pasado”, dijo el Secretario Gremial, en tanto anticipó que en las próximas horas el SIMAPE firmaría con CEPA el acuerdo de los congeladores que había rubricado el SOMU la semana pasada con CEPA, CAPIP y CAPECA.

Fuene: Revista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − cuatro =