El Subsecretario de Pesca desestima las recomendaciones científicas del INIDEP

Carlos Liberman declaró públicamente que no existe una fecha de cierre de la temporada de langostino y con ello dio por desconocidas las recomendaciones que realiza año tras años mediante sus informes el programa de merluza y bycatch del INIDEP, indicando el 1 de octubre como fecha límite.

Es curioso que los empresarios pesqueros tengan claro que la temporada de langostino debe terminar por recomendación del INIDEP el 1 de octubre y lo desconozca el subsecretario de Pesca de la Nación Carlos Liberman. En un portal patagónico, el funcionario señaló que “no hay una fecha definida para el cierre, no tengo en mi agenda un día que diga fin de la pesca.”

Resulta evidente que Liberman no ha leído los informes técnicos del Programa Merluza de los últimos años en los que se recomienda enfáticamente que la temporada de langostino dentro del área de veda debe concluir cuando comienza el proceso reproductivo de la merluza. Peor aún sería que, conociéndolos, elija ignorarlos.

“Se ha recomendado fuertemente que la flota debe abandonar el Área de Veda a partir del mes de octubre”, indica textualmente el informe presentado por las biólogas en 2018 y señalan a la vez que el hecho de pescar durante el proceso reproductivo, sin artes selectivas ni control “atrasa el alcance del objetivo de recuperación de la biomasa reproductiva en 600 mil toneladas con un mayor porcentaje de los mejores reproductores” (ver Informe de merluza hubbsi con fuerte llamado de atención a las autoridades).

Es preocupante que no esté en la agenda del Subsecretario esta fecha marcada en rojo, más allá de que desde el sector empresario se esté solicitando la extensión de la temporada por lo menos hasta el 15 de octubre.

Los empresarios tienen motivos atendibles que responden a cuestiones de manejo de las empresas en un año tan particular como el actual, en el que la temporada fue muy corta, los costos elevados y la captura inferior a la de años anteriores. Pero también tienen claro que es un tema que deberá definir el INIDEP; lo tienen más claro que la máxima autoridad pesquera.

Respecto de la actividad pesquera dentro del área de veda, la investigadora a cargo del proyecto bycatch del INIDEP, Fernanda Villarino, explicó en una nota que le realizamos el año pasado: “El final de la temporada es desastroso, los barcos aumentan el tiempo de arrastre y también puede aumentar el descarte si no encuentran las tallas que quieren de langostino; y eso hace que las mareas se alarguen, hay que regular el esfuerzo al final de la temporada porque eso lleva a la reducción del bycatch”.

Al respecto su colega Betina Santos, también del programa merluza, añadió: “Hace dos años decíamos que hace tanto tiempo que se estudia la merluza que ya se sabe qué va a ocurrir en una determinada época, en lugar de estar esperando a ver como fue el bycatch en la última semana de septiembre para ver si se cierra, se podría generar una medida de manejo anticipadamente porque ya se sabe lo que va a suceder”.

Las biólogas enfatizaron entonces sobre el impacto que tiene la flota sobre hembras maduras y en actividad reproductiva cuando se mantiene abierta la pesquería más allá del 1 de octubre, incluso por fuera de la veda: “La calidad de ese bycatch es muy importante. Nosotros recomendamos siempre el cierre a partir del 1 de octubre, nos ahorraríamos el 30% del bycach y siempre lo explicitamos en los informes de evaluación. A partir del año pasado conseguimos que los tangoneros se desplazaran más al este y no entraran al área de veda estacional pero los reproductores se siguen capturando por fuera de esa área. Ahí el impacto es directo, sobre reproductores y reclutas que todavía no han podido migrar”.

Tanto Santos, como Villarino y la jefa del Programa Gabriela Irusta coincidían entonces en la necesidad de contar con un plan de manejo que contemplara la interrelación al menos entre la merluza y el langostino, materia pendiente desde 2018 de la autoridad de aplicación y del Consejo Federal Pesquero, del que ya por entonces formaba parte Carlos Liberman (ver Se necesita un plan de manejo de merluza).

La Comisión de Seguimiento de Langostino se reunirá hoy y el sector planteará su intención de prolongar la temporada, situación que deberá ser analizada en conjunto con el Programa Merluza, cuyos integrantes quizás encuentren motivos para autorizarlo. Pero hasta tanto ello no ocurra, un administrador responsable de los recursos del Estado no podría hacer más que sujetarse a las limitantes biológicas que tiene para tomar decisiones de manejo. Con sus declaraciones Carlos Liberman se coloca en el lugar opuesto al de un buen administrador.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amandecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz "Azúcar Pimienta y Sal" FM Desiré 101.7 L a V de 09:30 a 13 hs. (también en www.radiofmdesire.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − doce =