El INIDEP está de paro y peligra la campaña de calamar y la prospección de langostino

Los gremios ATE y UPCN, la Asociación de Profesionales, los jefes y jefas de proyecto, técnicos, administrativos e investigadores lo decidieron ayer en asamblea. Será por cuatro días, pero si no hay respuestas se profundizará. Piden que ningún trabajador esté bajo la línea de pobreza y un plus como el del CONICET.

Los trabajadores del INIDEP están pidiendo que ningún sueldo esté por debajo de la línea de pobreza y que se les otorgue un plus compensatorio como se hizo con los trabajadores del CONICET.  Lo piden desde hace un año, pero no los escuchan y sin más opciones decidieron ayer en asamblea ir al paro. En principio será por cuatro días, pero si no hay una solución definitiva la medida de fuerza se profundizará y podrían perderse la campaña de calamar que debería zarpar el 9 de abril y la prospección de langostino programada para el 12 de este mes. El SIMAPE es el único gremio que no apoya la medida.

Tomar la decisión de ir al paro total de actividades no fue una decisión sencilla. Ser quienes retienen el barco que irá en busca de datos imprescindibles para asesorar a las autoridades en el manejo de las pesquerías no se elige alegremente, mucho menos si esa decisión afecta el bolsillo de compañeros que la están pasando muy mal, pero entienden que no les queda otro camino y todos están de acuerdo, incluso los más necesitados.

El Ministerio de Trabajo será notificado del paro decretado por ATE y UPC para los días martes a viernes; serán cuatro días en los que los trabajadores del INIDEP no participarán de ninguna reunión de comisión ni taller programado, no trabajarán en la elaboración de informes técnicos, no embarcarán observadores ni despacharán campañas.

Si no llegan soluciones, el viernes volverán a plantear en asamblea la continuidad de la medida de fuerza. Si no hay respuesta la campaña de calamar que evalúa el sector norte no se realizará y una fuente de información muy valiosa para la flota potera se perderá. La última fecha posible de zarpada es el 9 de abril.

Tampoco se contará con observadores del INIDEP para realizar la prospección de langostino prevista para el 12 de abril. Pueden las autoridades del Consejo Federal Pesquero decidir embarcar observadores de las provincias, pero los datos que recolecten no serán analizados por el Programa Langostino y no podrá abrirse la zona si las condiciones biológicas están dadas para la pesca.

A pesar de que el gremio de marineros SIMAPE no apoya a los trabajadores del INIDEP, los observadores no podrán embarcar en la flota comercial porque no serán resueltos los trámites administrativos para el embarque desde la administración del instituto. Es decir que ninguna prospección se podrá realizar mientras dure el paro. Pronto se sentirá el impacto de la ausencia de los investigadores.

Que la medida de fuerza se prolongue está en manos de las autoridades. Se espera para esta semana la visita del subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, a la ciudad de Mar del Plata y los trabajadores del INIDEP quieren saber si tiene alguna solución. No saben siquiera si son parte de la agenda, hasta ahora el único mensaje del gobierno que han recibido fue que desde ayer dejaron de ser personal imprescindible para el Estado y no deberán asistir al lugar de trabajo.

La noticia fue leída como un mensaje, una forma de dejarlos lejos del instituto, pero se reunirán de todas formas en la puerta del INIDEP para visibilizar el reclamo durante los cuatro días que dure la medida de fuerza. La respuesta debe llegar del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y los interlocutores directos en esta problemática son el director del INIDEP, Carlos Padín y el Subsecretario de Pesca. Ninguno hasta ahora ha prestado oídos al reclamo.

Tampoco se ha escuchado al Consejo Federal Pesquero del que depende el correcto funcionamiento del INIDEP. Sin los informes técnicos que se elaboran para cada especie, los consejeros no pueden tomar decisiones de manejo, no están capacitados para ello ni autorizados por la legislación. La solución a este problema tiene que llegar rápidamente, antes de que se vuelva un problema para muchos más trabajadores que dependen de la pesca.

Que el 54% de los trabajadores del INIDEP esté por debajo de la línea de pobreza es una vergüenza. Que haya investigadoras que con 37 años de antigüedad cobren apenas por encima de los 30 mil pesos recién este mes, es algo que no puede seguir pasando. Que haya técnicos cobrando 28 mil pesos no se puede permitir y todos lo tienen claro, en el instituto y en el sector pesquero que ha mostrado su apoyo al reclamo. Las únicas indolentes hasta el momento han sido las autoridades, sobre las que recae toda responsabilidad.

Fuente: REvista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =