Datos oficiales de las exportaciones totales de 2020

El Informe de Coyuntura da cuenta de un aumento en el volumen de ventas del 4% pero una caída en la recaudación 7%. El calamar permitió amortiguar el impacto dado que en la mayoría de las especies bajó la recaudación. También se informaron los desembarques de enero 2021 con aumento del 12%.

El detallado informe de exportaciones por especies que elabora la Subsecretaría de Pesca muestra el resultado final de las exportaciones en 2020. Se exportaron 498 mil toneladas por 1.729 millones de dólares, cifras que representan un aumento en volumen del 4% y una caída en recaudación del 7%. De los principales productos, solo los moluscos tuvieron un saldo positivo relevante, crecieron un 74% en volumen y un 75% en divisas, mientras que mayoría bajó drásticamente, especialmente en la recaudación, incluso a pesar de haber vendido, en algunos casos, más toneladas que en 2019. De pescado congelado se vendió un 1% menos y se recaudó un 13% menos; en los filets la caída en volumen fue de 12,5% y en divisas del 23%. En los crustáceos tanto en volumen como en divisas la caída fue del 21%, lo que permite concluir que el número final no ha sido peor solo por el calamar.

En la clasificación por especie se informa que de merluza hubbsi se vendieron 100 mil toneladas por 221 millones de dólares a un precio promedio de 2.205 dólares, valores que representan una caída en volumen del 9% y del 20% en recaudación, generada por una baja en el precio del 12%. De las presentaciones como H&G se vendieron 38 mil toneladas por 53 millones de dólares a un valor promedio de 1.400 dólares, lo cual implica caídas del 4%, del 11% y del 8% respectivamente. En el caso del filet, las bajas fueron mayores: las casi 60 mil toneladas exportadas implican una caída del 12% en volumen, el valor del producto cotizó en 2.700 dólares sufriendo una baja del 12%, lo que dio por resultado una recaudación de 161 millones de dólares, un 22% por debajo de lo recaudado en 2019.

En el langostino la venta de 130 mil toneladas implicó una caída del 21% y la recaudación de 829 millones de dólares una baja en divisas del mismo nivel. Las exportaciones de langostino entero cayeron un 37% en volumen, fueron 67 mil toneladas por las que se recibieron 380 millones de dólares. La baja en divisas fue de igual magnitud porque el precio promedio de 5.630 dólares se mantuvo estable, tan bajo como en 2019.  En el caso de las colas, el volumen de ventas aumentó un 7% con 62 mil toneladas exportadas por 450 millones de dólares, quedando empatados con la recaudación de 2019 dado que el precio promedio cayó a razón de un 6,5%, quedando en 7.200 dólares la tonelada.

El calamar illex, como se ha dicho durante todo el 2020, fue el gran salvador. Fueron 148 mil toneladas las exportadas por 395 millones de dólares a un valor promedio de 2.670 dólares; estos valores implican un alza del 76% en volumen, 88% en divisas y un aumento del precio del 7% en comparación con 2019. Se vendieron 137 mil toneladas de entero por 351 millones de dólares; en volumen esto implica un aumento del 78% y del 95% en divisas, con una suba del precio del 9%. El 92,4% del calamar se fue entero, ya que el reprocesamiento en tierra no ha llegado ni al 8% del total. De vainas solo se exportaron 8 mil toneladas y de tentáculos poco más de 2 mil toneladas. El valor de estos productos prácticamente duplica el del entero.

De las pocas especies que han tenido un saldo positivo en las exportaciones junto con el calamar figuran las rayas y el abadejo, dos especies protegidas por su alta vulnerabilidad. En el caso de las rayas se vendieron 6 mil quinientas toneladas por 23 millones de dólares a un precio promedio de casi 3.500 dólares, lo que implica una suba del 11% en volumen y un 20% en divisas gracias al aumento del 8% en el precio promedio. De abadejo se exportó casi un 40% más que en 2019 (1.129 toneladas) pero se recaudó un 21,5% menos porque el precio cayó 13%, pagándose la tonelada 5.160 dólares.

De merluza negra se vendieron 2.800 toneladas por 42 millones de dólares y el precio promedio se ubicó en los 15.000 dólares. El volumen de ventas cayó un 7% pero el de recaudación un 22%, porque el precio bajó respecto de 2019 un 16%. La merluza de cola aumentó en volumen de ventas un 3% pero cayó un 18,5% en recaudación; las 4 mil toneladas se vendieron por poco más de 8 millones de dólares.

De corvina se vendieron 25 mil toneladas por 31 millones de dólares; se aumentó el volumen casi en un 2% pero se cayó en recaudación un 13%, porque el precio bajó 14,5%. Las centollas cayeron en la misma proporción que los langostinos, 21% en volumen y recaudación: se exportaron 1.300 toneladas a poco más de 22 millones de dólares. De vieira, que es una especie complicada en la abundancia, con zonas claves vedadas, no hay datos públicos de exportaciones.

En el análisis del destino de las exportaciones el informe de la Subsecretaría llega hasta el 31 de noviembre. El acumulado hasta entonces dio por resultado que China fue el principal mercado con poco más de 103 mil toneladas y recibimos de ese país 342 millones de dólares. España, que se encuentra en el segundo lugar, requirió 65 mil toneladas y por ellas recibimos 305 millones de dólares. Estados Unidos compró 22 mil toneladas y desembolsó 137 millones de dólares. De Italia y Japón, con 21 mil toneladas cada uno, recibimos 109 millones del primero y 86 millones del segundo, con una mejor respuesta de Japón que en 2019. El mercado brasileño descendió del quinto al séptimo lugar colocándose por debajo de Corea Republicana, situación que se espera revertir a partir de ahora con el acceso del langostino al país carioca. Comparado con igual período del año pasado hubo una baja en el volumen de venta y más aún en la recaudación, promediando un 10% de caída en los principales mercados.

Desembarques d20el primer mes de 2021

Los desembarques en el mes de enero mejoraron los valores de 2020 en un 12,4% pero se ubicaron 28% por debajo del 2019; en total se descargaron 48 mil toneladas. La diferencia tanto en el alza como en la baja la marcó el calamar. En el inicio de 2021 se pescó el doble que el año pasado y menos de la mitad del año anterior. Fueron 10.127 toneladas las descargadas al día 31. En el caso del langostino se produjo una baja en las capturas comparadas con los dos últimos años, pasando de 23 mil a 19.800 toneladas. Las capturas de merluza disminuyeron, pero no significativamente, llegando a las 8 mil toneladas. La merluza de cola este año comenzó con buenas capturas comparadas con el año pasado, que en enero no registró desembarques, pero las 2.600 toneladas registradas son casi la mitad de lo capturado en 2019. Las capturas de vieira, con 600 toneladas, presentaron las mejores cifras de los últimos tres años para enero.

Como el año comienza con intensa actividad en la flota amarilla de Rawson, los registros muestran a los costeros como la flota con mayor volumen de descargas. Con 21 mil toneladas se colocan muy por encima de los poteros, que registraron 9 mil toneladas; los fresqueros 8 mil, los surimeros 4 mil y los arrastreros congeladores 3 mil toneladas.

Justamente fue el puerto de Rawson el que ocupó el primer puesto de desembarques solo con la captura de los costeros; por debajo se ubicó Mar de Plata con menos de 9 mil toneladas y en tercer lugar quedó Puerto Deseado con 6 mil quinientas toneladas, mejorando casi en un 60% las descargas de 2020 pero un 45% por debajo de las de 2019. Puerto Madryn, con 3 mil toneladas, se mantuvo en los mismos niveles del año pasado, al igual que Comodoro Rivadavia y Caleta Paula con unas 1.300 toneladas. San Antonio Oeste sigue mostrando números muy bajos: solo 231 toneladas hasta el 31 de enero.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − siete =