Datos oficiales de exportaciones en el primer trimestre de 2021

Las ventas crecieron mucho más en volumen que en recaudación como consecuencia de una fuerte caída del precio en varias de las principales especies, sobre todo en el calamar illex. El langostino entero logró recuperar demanda y valor.

El informe de coyuntura de la Subsecretaría de Pesca brinda el detalle de las ventas por producto de las principales especies en el primer trimestre. Las ventas crecieron un 34,9% en volumen respecto del 2020, pero solo un 7,7% en divisas, porque el precio se desmoronó más de un 20% en promedio. En total se exportaron 56.843 toneladas por 162 millones y medio de dólares, a razón de 2.860 dólares la tonelada en promedio.

Una de las pocas especies que aumentó el volumen de ventas este año fue el calamar illex, pero con una fuerte baja en el precio. El langostino creció en el volumen de ventas y también recuperó su precio. Para la merluza hubbsi bajó la demanda, pero el precio mejoró al menos un punto. Las ventas de merluza negra, rayas y corvinas cayeron en volumen y en divisas dado que los precios han llegado a decrecer más del 30%. El caso del abadejo es particular, ya que se vendió más volumen a pesar, o gracias, a una estrepitosa caída del precio. La merluza de cola y la centolla aportan al saldo positivo de las exportaciones.

En el primer trimestre se exportaron 54.375 toneladas de calamar, el 96% del cual se vendió entero a un valor de 2 mil dólares la tonelada. El volumen de ventas para el entero fue un 9% superior al del 2020, pero con un precio 21,5% más bajo. Las vainas, que representan el 3% restante, tuvieron un aumento en el volumen de ventas de un 303%, pero el precio acompañó la tendencia a la baja del recurso: la tonelada se pagó 3.200 dólares.

Las ventas y el precio del langostino aumentaron, pero ese crecimiento se debe al entero, dado que mientras este producto tuvo una demanda 16% mayor a la de 2020 y a un precio 23% más alto, las colas y otros productos tuvieron una baja del 5,5% en volumen y una caída del precio de más del 9%. El langostino entero cotizó a casi 6 mil dólares la tonelada, mientras que las colas y demás productos elaborados en promedio arañaron los 7 mil dólares por tonelada.

De merluza hubbsi se exportó un poco más que en 2020; apenas se creció un 1,4% en volumen, pero se cayó en recaudación porque el precio promedio bajó un 7%. Se llevan vendidas casi 22 mil toneladas por un valor promedio de 2.300 dólares la tonelada. Para el filet, producto que representa el 64% de las ventas, la demanda cayó un 7,5% y el precio, además, bajó un 5,5%.

Para la merluza negra el escenario se presenta muy malo: las ventas cayeron un 31% y el precio se derrumbó casi un 40%. Este año se vendieron 947 toneladas a un precio promedio de 10.928 dólares, mientras que hace dos años el valor de este producto estaba en 20 mil dólares la tonelada. En el caso de las rayas, especie protegida, las ventas cayeron casi un 39%, a pesar de haber cotizado un 24% menos que en 2020. Se llevan vendidas 480 toneladas a un valor promedio de 2.690 dólares la tonelada.

En el caso del abadejo, otra especie con restricciones de captura, las ventas aumentaron un 25% y a un valor 37% más bajo que el año pasado. Se llevan exportadas 244 toneladas a un predio promedio de mil dólares la tonelada.

La merluza de cola también tuvo un aumento en las exportaciones, en este caso del 59% en volumen, con 1.100 toneladas, a un valor 47% más barato que en 2020. La centolla, en cambio, creció un 37% en ventas y mantuvo su valor: se exportaron 648 toneladas a 17.214 dólares por cada una de ellas.

Destino de las exportaciones

España es el principal mercado en cuanto a las divisas que llegan de un mismo país, pero en volumen el primer lugar es para Corea del Sur. Mientras que a España fueron 15 mil toneladas por 72 millones de dólares, a Corea fueron 23 mil toneladas por casi 46 millones de dólares. La diferencia se debe al tipo de producto que requieren. La presencia de Corea viene aumentando, duplicando la demanda de un año al otro.

China, con menor presencia en el mercado que años atrás, ocupa el tercer lugar con 11 mil toneladas por 40 millones de dólares. En 2019 se habían vendido para este período 52 mil toneladas por 160 millones de dólares.

Estados Unidos se encuentra en cuarto lugar con 7.500 toneladas que generaron divisas por 37 millones de dólares. El país del norte también viene consolidándose, aumentando incluso 50% la demanda respecto de los últimos dos años.

La demanda de Rusia también viene creciendo a un ritmo similar; este año se vendieron 7.500 toneladas por 37 millones de dólares. Lo mismo sucede con Tailandia que se viene manteniendo entre los principales países compradores de productos pesqueros argentinos.

A Brasil se exportaron 9 mil toneladas por 22 millones de dólares. Este valor, además de ser un 19% menor que el del año pasado, reporta menos divisas que las provenientes de Rusia con menos toneladas, también por la diferencia de productos que demandan.

Finalmente, las importaciones han caído un 19% en volumen y lo que se ha comprado fue a un valor 28% inferior. En total Argentina requirió unas 13.500 toneladas por las que desembolsó 54 millones de dólares. Los productos más requeridos son las conservas de pescado y de pescado fresco atún y salmón, las principales especies que vienen de Ecuador y Chile.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + quince =