Conflicto laboral por la liquidación salarial ante casos de covid

El SOIP mantiene audiencias en el Ministerio de Trabajo ante el reclamo de obreros de algunos frigoríficos que durante el aislamiento por casos de contagios solo cobraron la garantía horaria. Diferencia con los diagnosticados como positivos que ingresaron a la ART.

La ola de contagios de covid-19 que afectó a la industria de reproceso de pescado fresco en Mar del Plata tiempo atrás genera conflictos a posteriori, una vez que los trabajadores se recuperaron y comprobaron con la liquidación salarial que percibieron mucho menos de lo que creen les corresponde.

La situación se vive en varias empresas pero los mayores reclamos se produjeron en Moscuzza, 14 de Julio y Ardapez, donde más de un centenar de obreros se quejaron por la manera irregular, según ellos, con que las empresas liquidaron los haberes, donde marcaron una diferenciación entre quien había sido diagnosticado como positivo, tras un hisopado y quienes fueron aislados por contacto estrecho y cumplieron las dos semanas de aislamiento en sus domicilios pero no fueron hisopados.

“Los positivos fueron ingresados a la ART como una enfermedad profesional y se les liquida con un proporcional de los últimos ingresos; pero otros trabajadores que fueron aislados cobraron la garantía horaria”, cuenta un allegado a Cristina Ledesma.

La Secretaria General del SOIP escuchó a los trabajadores de Moscuzza, que en reclamo por esta situación decidieron días pasados bloquear el acceso a la fábrica en Ortiz de Zárate e impedir la salida de contenedores para exportación.

La empresa abrió un canal de negociación en el Ministerio de Trabajo de la Provincia donde se van sumando audiencias y cuartos intermedios para intentar llegar a una solución. “Tengo entendido que hubo avances en este último cuarto intermedio entre la empresa y el sindicato por lo que posiblemente la semana que viene rubriquen el acuerdo”, dijo Raúl Calamante, coordinador Regional del Ministerio de Trabajo bonaerense.

Los más perjudicados eran los fileteros que habían completado los 3200 kilos que marca el convenio en la primera quincena y en la segunda se encontraron solo con el fondo de asignación y el bono. En cambio para envasadoras y peones, las 184 horas mensuales representa un valor un poco más alto, aunque también peleaban para que haya una compensación.

En Ardapez durante el pico de covid una de las dos plantas sobre la calle Vértiz quedó cerrada por varios días. Ahí el gremio cuestiona los métodos de la empresa para determinar qué trabajadores quedaban aislados.

“Si bien hay cámaras en todos lados, la empresa se ajustaba por lo que le decían los capataces. Si ellos te nombraban, ya te aislaban y quedabas con garantizado. Hubo muchos compañeros que se negaron a aislarse porque no habían tenido contacto con ese otro compañero que dio positivo y se dieron situaciones violentas”, confió un trabajador del frigorífico que prefirió guardar su identidad.

También se dieron casos en que algunos trabajadores que fueron hisopados y dieron positivo nombraban a otros compañeros como contactos estrechos, y ellos también quedaban aislados por dos semanas. “La empresa aislaba sin comprobar si efectivamente había sido contacto estrecho. Te mandaban a tu casa, sin que intervenga un médico, nadie. Y por otro lado si había tantos contactos estrechos era que no estaban cumpliendo los protocolos de distanciamiento”, consideró el obrero.

El SOIP pretende que las empresas abonen una diferencia salarial para aquellos que fueron aislados sin el hisopado y no fueron ingresados por la ART. En el gremio ponen el ejemplo de Solimeno que acordó una garantía de 35 mil pesos por quincena, que es la cifra que le paga a los obreros que por edad o tener una enfermedad preexistente, son población de riesgo y no acuden a trabajar desde que comenzó la pandemia.

Todos los obreros involucrados ya fueron dados de alta pero los problemas brotaron cuando llegó la liquidación. Muchos presentaron el certificado médico donde quedaba reflejado que por los síntomas que presentaban eran covid positivo, pero la empresa solo pagaba el garantizado porque no tenían el hisopado.

“Cuando comenzaron a aparecer muchos casos ya si tenías algunos síntomas no te hisopaban. Y esos compañeros tuvieron covid aunque no lo marque un test. Tienen que liquidar como enfermedad”, razonan en el sindicato.

“Visto lo que sucede en Europa, con la irrupción de una segunda ola de contagios, debemos pensar en una solución definitiva ya que es muy posible que acá se repita esta situación”, reconoció Calamante.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amanecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz l Descargá la app: adn24digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + uno =