Con cuidados especiales, astilleros y talleres navales retoman actividades

En Mar del Plata el regreso al trabajo es con personal reducido, se cumplen estrictos protocolos y se desdoblan turnos para evitar la aglomeración de obreros en espacios reducidos. Se atienden urgencias, reparaciones y construcciones de la flota pesquera.

La industria naval fue incorporada en una adenda a la Resolución 60 del Ministerio de Transporte que se le hizo la semana pasada, dentro de las actividades que se flexibilizaron y quedaron exceptuadas de cumplir el aislamiento social obligatorio.

En Mar del Plata, puerto que cuenta con un polo importante del sector naval, el trabajo en astilleros y talleres se ha retomado de manera paulatina, con menos personal y el cumplimiento de protocolos sanitarios elaborados por las propias empresas y acordados con el propio SAON, el sindicato que agrupa a los obreros navales.

El lunes hubo una reunión virtual mediante la aplicación Zoom de la que participaron representantes de SPI, Astillero Contessi y TPA, los tres astilleros más importantes de la ciudad y con instalaciones dentro de la jurisdicción portuaria. Del encuentro tomaron parte además representantes de talleres navales y mecánicos, asociados a las cámaras sectoriales. Además se sumaron representantes del Sindicato, quienes tomaron nota de las medidas que se aplican en cada empresa de modo de confeccionar un protocolo mínimo que puede aplicarse en otras jurisdicciones.

“Estamos trabajando con el 50 por ciento del personal, exceptuados los mayores de 60 años y quienes tienen enfermedades de riesgo, enfocados en reparaciones y algo de construcción”, precisó Domingo Contessi, presidente del Directorio, ante la consulta de REVISTA PUERTO.

En el astillero adoptaron cambios en normas sanitarias. Todo el personal utiliza barbijos, guantes y protectores auditivos desde que entra hasta que termina su jornada laboral. Se fumigan y desinfectan las áreas de trabajo.

“En los lugares cerrados se trabaja con personal mínimo. A los vestuarios y reloj fichador se ingresa de a uno y ya no se anotan los trabajos realizados en una planilla al finalizar el día, sino que se envían por whatsapp a un compañero que está en su casa y marca la evolución de las tareas diarias”, contó el industrial.

En TPA la reanudación de trabajos en las gradas con las reparaciones de barcos y el taller donde funciona el área de motorización comenzó con un 35 por ciento del personal y los exceptuados en sus casas. “Estamos haciendo un poco de todo, aunque evitamos que haya contacto entre las áreas. El que está en gradas no pasa al taller y viceversa. Lo mismo los contratistas, también por separado”, explica Enrique Godoy, presidente de la firma.

En el acceso al predio se les toma la temperatura a todos los que ingresan a trabajar y se evitan aglomeraciones en los vestuarios con el cambio de indumentaria y calzado, que es desinfectado. Desde este miércoles en TPA dispondrán de doble turno de trabajo para poder sumar más obreros navales a la rueda productiva. “Tomamos todos los recaudos para seguir trabajando y evitar algún contagio porque si ocurre retrocedemos y no podemos cumplir con los clientes”, sostiene Godoy.

En talleres navales y mecánicos del barrio puerto también se dispuso comenzar a trabajar en grupos reducidos, sin población de riesgo, respetando un protocolo sanitario de desinfección de áreas comunes y cumpliendo con el mayor distanciamiento posible.

En SPI todavía está la Fragata Libertad arriba del dique grande sobre el espigón 7 de la Escollera Sur. El emblema de la Armada Nacional subió el mes pasado para reparar el timón y cambiar unos bujes. El plazo de obra era de diez días pero la emergencia sanitaria y el decreto del aislamiento social la encontró todavía sobre la cama del Mossdok.

“Se trabaja en grupos reducidos en reparaciones y construcción, no sé cuántos son porque a mí todavía no me llamaron”, cuenta Jorge De Filippis, obrero naval y delegado del astillero. “Sé que pusieron a andar la tornería la semana pasada y rompieron el torno; tuvieron que hacer todo el mecanizado afuera”, amplía el trabajador.

Tareas como limpieza de tanques y sentinas, que requieren aglomeración de trabajadores en espacios reducidos, todavía están evaluando cómo llevarlas a cabo. Lo mismo el desarme de línea de eje que requiere obreros trabajando cuerpo a cuerpo. El arenado y pintura que se hace al aire libre lo resuelven respetando cierta distancia.

Desde el SAON habían adelantado en la previa del reinicio de las tareas que establecerían un protocolo sanitario para la industria naval. Este medio se lo solicitó a Maximiliano Metzer, uno de los referentes del gremio en Mar del Plata, pero al cierre de esta edición todavía no había llegado.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amandecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz "Azúcar Pimienta y Sal" FM Desiré 101.7 L a V de 09:30 a 13 hs. (también en www.radiofmdesire.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =