Cientos de marineros terminan la temporada sin hacer relevos

Los ‘pateadores de muelle’ tuvieron este año menos posibilidades de embarcar por múltiples razones. Hubo buques con tripulantes afectados por Covid que zarparon con menos personal para minimizar riesgos. Además, sostienen, hubo menos solidaridad entre los propios marineros.

No está escrito que los marineros hagan determinadas mareas y después deban desembarcar para que suban otros. Era un compromiso solidario que se vio alternado por múltiples circunstancias.

La crisis económica y la inédita coyuntura por la pandemia de coronavirus dejó a cientos de marineros sin la posibilidad de hacer ni una sola marea durante la temporada de langostino que ya está terminando en aguas nacionales.

El SOMU se lavó las manos ante los reclamos de sus afiliados y no afiliados que no consiguieron subir a los langostineros “para llenar la heladera”.

No hubo una política o estrategia sindical para los relevos y cada uno quedó librado a su suerte. En Puerto Madryn y Puerto Deseado quedaron marineros ‘no efectivos’ a la espera de una chance de poder embarcar.

A las dificultades propias que tienen en cada temporada, este año además se sumó la realidad que impuso la emergencia sanitaria, respecto de los protocolos exigidos antes de abordar un pesquero.

Alrededor de cuarenta buques langostineros tuvieron tripulantes afectados por coronavirus, tras cumplir con los días de aislamiento obligatorio, varios de los cuales posteriormente zarparon con menos tripulación, evitando subir relevos para minimizar riesgos de contagios.

Desde el SOMU aseguran que se opusieron a esas situaciones, pero las propias tripulaciones convalidaron salir con menos personal, lo cual se verificó en numerosas embarcaciones.

Marineros que no pudieron hacer ni una marea no ocultan su fastidio y decepción con la conducción del sindicato, ya que manifiestan sentirse desprotegidos por sus representantes, aunque no es menos cierto que también hubo menos relevos porque la mayoría no quiso bajarse y aprovechar la temporada al máximo y obtener así el mayor rendimiento económico.

La zafra empezó tarde por el conflicto salarial desatado en julio pasado que incluyó piquetes y cortes de ruta; y terminó con un acuerdo firmado por la gestión de Raúl “Ruly” Durdos con un dólar “congelado” a 65 pesos, mientras que el dólar solidario ya supera los 136 pesos y el blue los 167.

El termómetro que midió el malestar de los marineros con el SOMU se verificó el 1 de octubre cuando el secretariado general decretó un paro total de la flota pesquera, por los casos de coronavirus, pero la medida fracasó rotundamente ya que ni los marineros a bordo o los que esperaban hacer un relevo estuvieron de acuerdo. Los barcos estuvieron 24 horas parados, pero fue por el temporal, no por la huelga firmada por Raúl Durdos, David Villalba y Juan Navarro, que antes de que deje de soplar el viento anunciaron el cese de la medida, aunque el papelón ya se había concretado.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amandecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz "Azúcar Pimienta y Sal" FM Desiré 101.7 L a V de 09:30 a 13 hs. (también en www.radiofmdesire.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − once =