Calamar: Hubo un gran desove y condiciones oceanográficas que ayudaron

Marcela Ivanovic, jefa del Programa Cefalópodos del INIDEP, hizo una reseña de una temporada histórica, con desembarques que ya superan en un 60% las capturas del año pasado y que se mantiene oscilante en la semana 25 de zafra.

El año 2020 será recordado por la pandemia del Covid-19 pero en la industria pesquera se lo recordará como el año en que el calamar mostró una sobreabundancia inusitada, sostenida en un stock como el Bonaerense Norpatagónico, que pocas veces antes había mostrado un aporte tan significativo a las descargas generales del molusco.

Marcela Ivanovic no tiene mayores certezas que los demás actores de la pesquería para explicar el milagro del calamar en 2020, pero aporta conocimientos científicos y datos comparativos como para mensurar lo que representa esta zafra en el historial de la pesquería.

“El último ciclo exitoso de la Unidad de Manejo Norte había sido en 2005”, señala la investigadora en diálogo con REVISTA PUERTO. “Ese año se capturaron 57 mil toneladas. En lo que va de 2020, hasta el 20 de junio, se llevaban pescadas 66 mil y todavía la temporada no ha terminado”, asegura.

En la semana 25 de la zafra quedan 40 barcos pescando un promedio de entre 10 y 15 toneladas diarias, con algunas noches, de algunos barcos, con 20 toneladas. La flota pesca entre el 42° S y 43°S y 59°W y 61°W.

El fenómeno inusual de abundancia para Ivanovic tiene una explicación lógica: “Creo que hubo un buen desove el año pasado, que apenas se capturaron 4 mil toneladas, y se registraron condiciones oceanográficas que primero ayudaron a la eclosión de las larvas y luego al crecimiento de los juveniles”.

Con las capturas del norte el total que se lleva desembarcado alcanzó las 155 mil toneladas, uno de los números más altos de los últimos años. “La mayoría de las capturas del stock Bonaerense Norpatagónico se registraron en los cuadrantes de la plataforma externa, entre 40°S y 43°S y 56°W y el 59°W. En este período se registraron las capturas de ejemplares más grandes, mayoría M y L, de 284 milímetros de largo de manto y 487 gramos de peso, en promedio hacia fines de mayo”, remarcó la científica.

El pico de rendimientos en esa zona, de acuerdo al seguimiento que desde el Programa se realiza todos los años sobre la flota nacional, se registró entre las semanas 14 y 17 cuando unos 65 barcos capturaron en promedio entre 29 y 39 toneladas de calamar por día.

“Ahora la CPUE se muestra oscilante y se están capturando ejemplares de 220 milímetros de manto y 200 gramos de peso”, precisó Ivanovic, en tanto anticipó que aguardan que siga reduciéndose la captura por unidad de esfuerzo para comenzar a evaluar el cierre de la temporada para la flota potera con el objetivo de garantizar el escape de ejemplares con vistas a la zafra 2021. Todavía la próxima reunión de la Comisión de Seguimiento de Calamar no tiene fecha.

«Este año no pudimos hacer la campaña de evaluación del Stock Sudpatagónico en febrero. Por otro lado, en virtud de la magnitud de las capturas del Stock Desovante de Verano que se vienen registrando en enero-febrero de los últimos años, hemos propuesto hacer una campaña en diciembre para evaluar la abundancia de este stock», explicó la Jefa del Programa.

Antes de esa fecha, en la agenda de campañas aparecen otras oportunidades de tener datos frescos de lo que ocurre en alta mar con el calamar. El mes que viene saldrá la campaña global de merluza y se tomarán registros de juveniles en el área de distribución de la unidad de manejo sur.

Fuente: Revista Puerto

Juan

"Amandecer Deseado Noticias" L a V de 6 a 9 hs "Estudio 740 - Hotel Cervantes" Anécdotas para conocer y compartir en sociedad Sábados de 17 a 19 hs. por LRI200 Radio #PtoDeseado AM740 Khz en simultáneo con FM99.3 Mhz "Azúcar Pimienta y Sal" FM Desiré 101.7 L a V de 09:30 a 13 hs. (también en www.radiofmdesire.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 11 =